Ana Julia Jatar - weblog

...economista, analista económica y política, escritora. Aquí se concentran sus ideas, pensamientos, análisis y escritos, para ser compartidos con todas aquellas personas interesadas en los temas frecuentemente abordados por Ana Julia.

Navegación Categorías Lo último Ultimos Comentarios Buscar


Archivos Links Misc Sindicar este blog XML Powered by
  • b2evolution
Listado en
bottom corner
Veámonos en el espejo de Súmate escrito por Ana Julia Jatar | 13/02/2006 | 09:53:53 am | Política

Artículo publicado originalmente en El Nacional, en su edición del 13/02/2006

Una vez Franklin Delano Roosevelt dijo que sólo había que temerle al temor. Recordemos esa lección como una de las más importantes en la lucha que la historia le ha asignado a la sociedad democrática Venezolana de hoy.

Los directivos de Súmate la han practicado con valentía en el juicio político del cual son víctimas y quizás por ello, por no mostrar miedo, evitaron ir presos en la audiencia que le tenían pautada para mañana. Pero estemos claros, en algún momento a usted lector, que posiblemente se opone a este régimen de alguna manera, si no le ha tocado ya, tendrá que enfrenarse a una encrucijada similar: ¿me dejo atemorizar o mantengo mis principios?
La Fiscalía General de la República, brazo ejecutor de este gobierno en la persecución de la disidencia política en Venezuela, contraviniendo una decisión del Tribunal Supremo de Justicia, pidió el martes pasado que el juicio a los directivos de Súmate se realizara con ellos en prisión.

Desde ese instante, María Corina Machado, Alejandro Plaz y Ricardo Estévez sabían que en cualquier momento podrían ser llevados a la cárcel “legalmente”. Pero al dar las señales de que se quedarían en el país, que no le harían al Gobierno el favor de irse, éste se echó para atrás (por ahora) para ahorrarse el costo político de meterlos presos.

Pero mantengámonos atentos, pues la Sala Situacional de Miraflores estallaría en gozo si de la noche a la mañana Súmate desapareciera. La organización es una amenaza para los deseos presidenciales de eternizarse en el poder. Pero ojo, no es sólo Súmate lo que está en la mira del Chávez, sino toda la oposición. Por ello, veámonos en el espejo de lo que les está sucediendo.

El plan del Gobierno es el de poder ponernos presos “legalmente” a todos los que nos oponemos a él. Esto quedó claramente definido por el propio presidente Chávez el pasado 4 de febrero.

En ese enardecido discurso anunció que en las próximas elecciones, los venezolanos escogeríamos entre dos candidatos presidenciales: el de la revolución (es decir él) y el presidente Bush... ¿y la oposición venezolana? Bien gracias.

Y es que según el presidente Chávez, ésta como que no existe o mejor dicho le conviene concebirla de otra forma, como “lacayos del imperio”, como “traidores a la revolución”, ergo... y ojo pelao: como traidores a la patria.

Para muchos este anuncio es sólo verborrea presidencial que no debe distraernos y que conviene, porque al fin, le resta votos.

Quizás lo segundo sea cierto pero lo primero no lo es. Es importante que sepamos que esta aberrante interpretación de la oposición por parte del Presidente tiene el objetivo de convertirnos a toda la oposición en potenciales reos de la justicia.

El juego está claro y escrito en el Código Penal. Veamos. En su artículo 128 se establece: “Cualquiera que, de acuerdo con una nación extranjera o con enemigos exteriores, conspire contra la integridad del territorio de la patria o contra sus instituciones republicanas o la hostilice por cualquier medio para algunos de estos fines será castigado con la pena de presidio de veinte a treinta años”. Por cierto que la lista de esas naciones ya se ha ido ampliando a México e Inglaterra, según los últimos insultos del Presidente a los mandatarios de esos países.

Veamos también el artículo 132 del mismo Código, según el cual, por cierto, son juzgados los directivos de Súmate, para quienes la fiscal pidió la pena máxima, es decir 16 años de cárcel.

Este reza: cualquiera que, dentro o fuera del territorio nacional, conspire para destruir la forma política republicana que se ha dado la Nación, será castigado con presidio de 8 a 16 años.

O el artículo 140 de la última versión publicada del Código Penal de abril de 2005, que dice:
“El venezolano o extranjero residente en el país que facilite directa o indirectamente al país o república extranjera... entregue o reciba de ellos sumas de dinero... alimentos... aparatos tecnológicos... que puedan emplearse en perjuicio de la República Bolivariana de Venezuela...

será castigado con diez a quince años de prisión”.

En los próximos meses estos artículos serán invocados una y otra vez por la Fiscalía General de la República para sacar del tablero a quien sea que el régimen decida. Veámonos en el espejo de Súmate.

6 comentarios | Buscar Tema en Google | Enviar Artículo por Email

bottom corner