Ana Julia Jatar - weblog

...economista, analista económica y política, escritora. Aquí se concentran sus ideas, pensamientos, análisis y escritos, para ser compartidos con todas aquellas personas interesadas en los temas frecuentemente abordados por Ana Julia.

Navegación Categorías Lo último Buscar


Archivos Links Misc Sindicar este blog XML Powered by
  • b2evolution
Listado en
bottom corner
Archivos de: Junio 2006 ¿A quién apunta con su rifle ruso? escrito por Ana Julia Jatar | 19/06/2006 | 08:25:19 am | Día a Día

Publicado en el Diario El Nacional edición del día 19/6/06 pág. A/8

ugo Chávez apuntando con un fusil rusoVer a un presidente vestido de militar con un rifle en las manos, le provoca escalofríos en la espina dorsal a cualquiera. La semana pesada, el presidente Chávez, lo hizo y con saña. Como si el control absoluto que impone sobre todos lo poderes públicos no le fuera suficiente, con la destreza de quién fuera entrenado en las fuerzas armadas para matar, empuñó su recién adquirido rifle ruso y volvió a amenazarnos.

Como siempre, las amenazas las dirigió a otros supuestos aliados del imperialismo yanqui.

Esta vez le tocó a los medios de comunicación.

Ya conocemos el juego, bajo la excusa de que vamos a ser invadidos por el enemigo del norte, este Presidente nos roba la libertad, se arma hasta los dientes y permite que la ineficiencia y la corrupción de su gobierno acaben con el país.

Para entender hacia donde, de verdad, verdad, apunta el Presidente de Venezuela con su juguete ruso, nos basta recordar lo que dijera en Fuerte Tiuna en noviembre de 2004. En esa ocasión sentenció al pueblo venezolano: "En esta nueva etapa el que está conmigo, está conmigo y el que no está conmigo, está contra mí". Así pues, su batalla no es contra el imperio del norte, su guerra es aquí en la patria de Bolívar y sus armas nos apuntan a nosotros. Además, eso de encañonar a venezolanos no debe extrañarnos; lo viene haciendo desde 1992 cuando dio un golpe de Estado contra un gobierno democráticamente electo.

Por ello, señor Presidente ¿a quién cree usted que sigue engañando? ¡Si ya usted se quitó la careta! Además, cuando usted, rifle ruso en mano, amenaza con cerrar los medios de comunicación ¿cree que es original?
Ni lo piense, ya esa película la hemos visto en muchas dictaduras y lo del rifle por cierto...

Sólo en los militares y de derecha. Que lo vea el mundo de la izquierda intelectual al que usted quiere conquistar con sus mentiras: usted es un militar que se está armando para reprimir al pueblo venezolano, no para defenderlo.

Usted llama "caballos de Troya del imperialismo" a los medios de comunicación ¿Por qué? ¿No será que le irrita que por ellos nos enteremos del diluvio de descontento que existe en el país? Quizás ni usted mismo quiere que le recuerden un pequeño detalle; ese datico de la ecuación que le sobra en sus delirios de grandeza: la realidad. Usted vive feliz en su mezquina farsa de salvador de un pueblo, pueblo del cual cada día se distancia más. Usted lo sabe.

Usted sabe que el país está encendido. Todos los días su gobierno revolucionario utiliza la fuerza para "reprimir" un promedio de tres protestas contra la ineficacia y la corrupción de su gestión. Perdón, ¿usted arma a sus militares para defendernos de quién, me dijo?
Señor Presidente, por supuesto que usted tiene al pueblo venezolano que protesta y a los medios de comunicación en la mira. Todo lo que no puede controlar a su antojo lo saca de quicio.

Los medios de comunicación reportaron durante el último mes decenas de protestas.

Por ejemplo, se reprimió una protesta en el troncal 10 que conduce hacia Brasil porque la gente pedía agua potable. Por allá por su tierra en Sabaneta protestaron por la detención arbitraria por parte del ejército de 30 campesinos. En Maturín, intervino la policía para controlar las protestas por falta de energía eléctrica. En el este de Caracas, en Petare y en el oeste, en el Paraíso los transportistas trancaron varias veces el tránsito porque no se calan más que los maten como perros. Los estudiantes de la Universidad de los Andes también fueron reprimidos mientras el ministro Jesse Chacón los acusaba de desestabilizadores. En Caracas, Polimiranda abortó otra protesta estudiantil.

En Carabobo el pueblo salió a las calles frustrado por las incumplidas promesas de vivienda. En Güigüe y en Caracas ante las oficinas de Conavi sucedió lo mismo. Los reclusos de la cárcel El Dorado hicieron huelga de hambre mientras que en la cárcel de El Junquito morían tres reos. Por cierto, van 117 muertos presos muertos y 244 heridos en nuestras cárceles en lo que va de año. Y la lista de los descontentos en los últimos 30 días continúa, pero se me acaba el espacio.

Recordemos para finalizar que debido a su constante prédica de guerra y confrontación, esta patria de Bolívar se ha convertido en la más violenta del hemisferio, se mueren por razones violentas cuarenta y cuatro venezolanos todos los días y muchos de ellos son por enfrentamientos con la policía y la Guardia Nacional. Y señor Presidente, disculpe, pero sigo sin entender ¿Usted arma a sus militares para defendernos de quién?

5 comentarios | Buscar Tema en Google | Enviar Artículo por Email

Apartheid del siglo XXI escrito por Ana Julia Jatar | 05/06/2006 | 06:49:05 am | Día a Día

Publicado en el Diario El Nacional edición del día 05/6/06 pág. A/8

Yo sigo con mi tema. La discriminación política en Venezuela, lejos de enterrarse como irónicamente lo ordenara el presidente Chávez, está más viva que nunca. No sólo es que jamás podrán sepultarse las múltiples hijas electrónicas de la lista Tascón, sino que las heridas que este crimen orquestado desde el Estado venezolano le ha abierto a nuestra sociedad y a nuestra democracia serán referencia obligada para futuros escenarios donde la informática se utilice para la persecución política sistematizada en el mundo.

El título de este artículo responde al nombre de un libro que estoy terminando y que pronto saldrá publicado. El mismo es la culminación de un esfuerzo de cientos de venezolanos quienes me han ayudado a documentar lo sistemático y generalizado de la práctica discriminatoria y segregacionista por parte de altos funcionarios del Estado venezolano.

En el esfuerzo de recabar información hemos encontrado, entre otras, listas en el Ministerio de Relaciones Exteriores, en el IVIC, en Fogade y Edelca, las cuales se suman a la de Maisanta y la Tascón. Hemos logrado centralizar la documentación de cientos de despidos injustificados, de cartas dirigidas a los organismos competentes donde sólo han encontrado oídos sordos, decenas de testimonios referidos a amenazas, intimidaciones, hostigamiento por parte del Gobierno a personas que manifiestan su disenso ante las políticas gubernamentales.

Los responsables tendrán que responder algún día ante el Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

Por esta razón tenemos que seguir documentando y denunciando este crimen.

Sin embargo, lo que más me ha impactado en estos días ya próximos a la publicación del libro, es la cantidad de llamadas y de mensajes que he recibido de personas, que si bien habían colaborado abiertamente para proveernos de la información, hoy demuestran tener más miedo que antes y me piden que por favor no publique sus nombres ni sus cédulas de identidad. La razón es muy sencilla, las listas segregacionistas continúan dejando su estela de injusticia y miedo, y las víctimas temen represalias aún mayores contra ellos y sus familiares.

Los casos más dramáticos son los padres de muchachos que recién se inician en sus carreras profesionales: "A mí ya no me importa, estoy en todas las listas pero no quiero que le cierren las puertas a mi hijo que se llama igual que yo y que se acaba de graduar".

Cuando le pregunté a uno de los líderes del proceso de denuncias sobre si podía publicar la lista que me había proporcionado en toda su extensión, me pidió: "Por favor, no pongamos a esas personas en una situación más difícil de la que están. Hay que evitar mas discriminación hacia ellos. Tú no te imaginas las presiones a las cuales estamos siendo sometidos. Sin recursos ni ayuda de nadie vamos enfrentando este asunto". Otra persona me pidió que le borrara el segundo apellido para no dañar a un primo militar, y así muchas más.

En efecto, sin recursos ni ayuda, cientos de venezolanos están enfrentando el estigma de manifestar su disenso político en este apartheid electrónico.

Uno de estos casos que ha llegado más lejos pues se encuentra ya en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, ha sido el del Consejo Nacional de Fronteras; Rocío San Miguel, Magally Chang y Tahís Peña fueron víctimas de discriminación política por autoría del vicepresidente José Vicente Rangel. Gracias a la actitud valiente de venezolanas como ellas el mundo ya reconoce que este crimen violatorio de los derechos humanos se conduce desde las esferas más altas del poder en Venezuela.

Luego de escuchar, debido al esfuerzo del libro, las decenas de manifestaciones de miedo y de humillación, entiendo la sabiduría de la CIDH en su informe sobre Venezuela cuando alerta que los actos discriminatorios del Estado "contra personas que poseen una ideología u opinión política distintas a la de la administración de turno, pueden tomar formas indirectas más sutiles y a veces más efectivas para disuadir la crítica..." En efecto, son esas formas más indirectas y sutiles las que están disuadiendo la crítica, la denuncia y la lucha democrática. Esa es nuestra tragedia, este es nuestro apartheid.

10 comentarios | Buscar Tema en Google | Enviar Artículo por Email

bottom corner