Ana Julia Jatar - weblog

...economista, analista económica y política, escritora. Aquí se concentran sus ideas, pensamientos, análisis y escritos, para ser compartidos con todas aquellas personas interesadas en los temas frecuentemente abordados por Ana Julia.

Navegación Categorías Lo último Ultimos Comentarios Buscar


Archivos Links Misc Sindicar este blog XML Powered by
  • b2evolution
bottom corner
Archivos de: Noviembre 2005 Súmate: CNE perdió su credibilidad al vulnerar el secreto del voto escrito por Ana Julia Jatar | 30/11/2005 | 03:02:42 pm | Política

Ana Julia Jatar, representante de esta Asociación Civil, considera que al descubrir la vulnerabilidad del voto, la oposición tiene la oportunidad de exigir que se pospongan las elecciones para dar tiempo de eliminar las captahuellas, reprogramar las máquinas electorales, limpiar el Registro Electoral y tener, dentro de algunos meses, un sistema transparente para que todos los venezolanos vayan a votar.

Entrevista realizada por Ana Varela del Diario 2001 publicada en su edición Impresa del día 29/11/2005

"El Consejo Nacional Electoral perdió su capital de credibilidad cuando los técnicos demostraron que el sistema captahuellas, asociado a un mecanismo de votación electoral, permitía conocer el secreto del voto", aseguró Ana Julia Jatar, miembro del comité ejecutivo de Súmate, quien recientemente expuso ante el Congreso de Estados Unidos "que el CNE se ha empeñado en montar un sistema tramposo".
Sostiene que los venezolanos no confían en el ente electoral porque no garantiza el secreto del voto, "no es transparente, no sabemos si nuestro voto cuenta, el CNE está puesto al servicio del Ejecutivo".
Jatar recalcó que el presidente del organismo comicial, Jorge Rodríguez, negó muchas veces que las máquinas almacenaban la información en forma secuencial, "las pruebas al sistema demostraron que Jorge Rodríguez es un mentiroso".
"El presidente le mintió al país en el referéndum revocatorio cuando nos hizo pasar a todos por las captahuellas, antes de votar, le mintió a los venezolanos en las elecciones regionales y municipales y estaba a punto de volver a mentir en estas elecciones, si no fuera porque lo cachamos", recalcó.
A su juicio, lo más grave es que al revelar el secreto del voto se violan los principios universales de la democracia, los cuales sostienen que los ciudadanos tienen derecho a expresar su voluntad, tal como lo establece el sistema democrático.

EL BUEN ARBITRO NO SE SIENTE
Al criticar la actuación del órgano electoral, Jatar señaló que el CNE es un árbitro y los buenos árbitros, cuando hacen bien su trabajo, no deben verse, ni sentirse, ni escucharse.
"Un árbitro de un juego de beisbol no está constantemente defendiéndose, diciendo: no, es que ustedes tienen que entender por qué canté strike", acotó.
La calidad del árbitro se mide, porque el buen árbitro no se siente y todo el mundo lo respeta, sentenció la representante de Súmate.

DISCRIMINACION DEL SIGLO XXI
Por otra parte, la directiva de la Asociación Civil, indicó que en Venezuela la discriminación política que se inició con la publicación de la "Lista de Tascón" se convirtió en una política de Estado.
Define esta acción del gobierno como la "Discriminación del Siglo XXI", porque es a través de internet, por lo tanto no se puede enterrar.
"La discriminación política en Venezuela, lejos de enterrarse, es una política de Estado, porque el presidente de la República ha definido como tal, al no aceptar la disidencia, al decir abiertamente que a la oposición hay que arrinconarla, castigarla, liquidarla o convencerla, lo cierto es que no podemos permitirla, eso dicho por un presidente de la República le da carácter de política de Estado a la persecución de opositores", argumentó.
Esta denuncia expresada recientemente en el Congreso de los Estados Unidos despertó curiosidad entre los parlamentarios norteamericanos, dijo Jatar.
Anunció que en los primeros meses del próximo año publicará un libro, en el cual relatará los casos de trabajadores venezolanos que fueron removidos de sus cargos por firmar la solicitud de referéndum presidencial.
La exclusión gubernamental - continuó - convirtió a los disidentes en venezolanos de segunda, "para cometer estos actos discriminatorios los organismos públicos contaron con el apoyo del CNE".
Aunque el máximo representante del Poder Electoral señaló que Súmate publicó la lista, Jatar no dudó en afirmar que "esa fue una mentira más de Jorge Rodríguez, el pueblo venezolano vio cómo el diputado Luis Tascón sacaba las cajas de las planillas para ser fotocopiadas y publicadas en Internet, en el libro que voy a publicar aparece la foto de este diputado, saliendo con sus cajas del CNE".
Además, aseguró que existe una carta en la cual el presidente de la República le pide al CNE que le entregue al diputado Tascón la copia de la lista de todos los firmantes.
¿En qué consistió la participación de Súmate en el Congreso de Estados Unidos? ¿Por qué expresar estas denuncias, precisamente, en ese país?
- El Congreso de los Estados Unidos, específicamente la subcomisión de asuntos internacionales del hemisferio occidental, decidió interpelar al subsecretario de Estado, sobre su política hacia Venezuela, a raíz del viaje a Bush a Suramérica y las noticias sobre violación de Derechos Humanos en Venezuela. Súmate fue invitado, como testigo, y fuimos porque siempre hemos aceptado invitaciones a escenarios donde se pueda exponer e informar lo que está sucediendo en el país.
Allí había diputados bien informados sobre la gran cantidad de recursos que el Gobierno nacional gasta para hacerle propaganda a sus supuestos logros sociales y conocían perfectamente las cifras de pobreza de Venezuela, el funcionamiento de los hospitales y la realidad del país.
Esta visita al Congreso fue una oportunidad de ofrecer información que al Gobierno venezolano no le gusta que se sepa internacionalmente, como el tema de los derechos humanos, la violación de los derechos políticos y la persecución a la disidencia.
También dijimos que no fuimos a pedir ayuda, ni la interferencia en nuestros asuntos internos, pero el mundo debe estar enterado de estas irregularidades.
El Gobierno ha criticado a Súmate por su relación con Estados Unidos, dice que es un lacayo del imperialismo por recibir recursos de la NED, y los acusa de aliarse con un presidente que califican de asesino por la invasión de Irak, ¿Qué opina de esta apreciación?
- Del único lado que está Súmate es del lado de la verdad, del lado de la libertad, la democracia y la transparencia, obviamente, que un gobierno que está en contra de estos principios no está de acuerdo con nuestra posición.
Todos los miembros de Súmate han viajado a Chile, Perú, Colombia, Argentina, España, República Checa, Holanda, Bélgica. Yo además de ir a Estados Unidos, en abril estuve en el Subcomité de Asuntos Latinoamericanos de la Unión Europea, en Bruselas, lo que pasa es que a ese tipo de eventos el gobierno no le da importancia, porque quiere asociar todos los elementos en contra de su enemigo que es Estados Unidos.
En República Checa, nos dijeron, "nosotros conocemos muy bien al animal del autoritarismo de izquierda, ustedes no nos lo tienen que explicar, conocemos también de la falta de solidaridad de los gobiernos democráticos, porque no entienden que un gobierno de izquierda es un gobierno tremendamente intolerante, autocrático y vejador de los derechos humanos".
Estos países que sufrieron en carne propia el autoritarismo de la Unión Soviética entienden lo que significa el gobierno que se autodefine del pueblo, de las masas, pero que en realidad es un gobierno que en aras de la igualdad cercena la libertad.
¿En cierta forma no se podría interpretar que Estados Unidos está utilizando a Súmate para desestabilizar al gobierno venezolano y apoderarse del petróleo?
- No nos sentimos utilizados. Hablando como Ana Julia Jatar, estoy en contra de la invasión a Irak, me parece que fue un error del gobierno norteamericno, creo que tanto Chávez como el presidente Bush son radicales, por eso se odian.
El mundo desafortunadamente está en manos de radicales, tenemos el radicalismo islámico, el radicalismo de derecha en Estados Unidos, un cierto radicalismo de izquierda medio resurgiendo en América Latina, de manera que los que creemos en la tolerancia, la libertad, la convivencia, independientemente de la diferencia de ideas, estamos en minoría.

VOTAR O NO VOTAR
A cinco días de las elecciones la oposición amenaza con retirarse, en este tema, Súmate no ha expresado abiertamente si invita a votar o abstenerse, formularon una invitación a rezar que el Gobierno la interpretó como un intento de impedir la participación en el proceso electoral.

- Una organización que se creó para trabajar por la transparencia electoral, obviamente, lo que quiere es que la gente vote. Los únicos abstencionistas fueron los guerrilleros de la época del 60, que asaltaban bancos y no creían en el sistema electoral y dieron dos golpes de Estado en el '92 y ahora están en el gobierno, esos son los únicos abstencionistas que yo conozco. El resto de los venezolanos queremos votar.
Pienso que se ha abierto una oportunidad de oro, al demostrar que el voto no es secreto, queda claro que el capital de credibilidad del CNE se le agotó, con este CNE no podemos ir a votar.
Surgió una oportunidad de oro para que todos los venezolanos solicitemos que se pospongan las elecciones para dar tiempo de eliminar las capatahuellas, reprogramar las máquinas electorales, limpiar el Registro Electoral y tener, dentro de algunos meses, un sistema transparente para que todos los venezolanos vayamos a votar.
En venezuela, hay dos tipos de electores: los que tienen miedo y los que tienen rabia. Muchos tienen miedo de ir a votar, porque el Gobierno va a saber si votaron o no votaron contra su patrono, y los que tienen rabia es porque saben que les van a robar el voto.
Al demostrar que el CNE mintió con respecto a que el voto no es secreto, es obvio que en cinco días no podemos ir a elecciones, vamos a luchar por la existencia de condiciones que le permitan a todos los venezolanos ejercer su derecho.

DIVIDE Y VENCERAS
El vicepresidente de la República sostiene que si los partidos deciden no ir a las elecciones Súmate les robará el liderazgo. ¿Esa es la verdadera intención de esta asociación civil?

- Una de las características de los gobiernos intolerantes es que no aceptan oposición y además aplican la máxima "divide y vencerás". Cuando el gobierno puede aplastar a la oposición, la aplasta, y cuando se da cuenta que está en el banquillo de los acusados, como hoy, entonces, aplica la estrategia de la división. No es cierto que el objetivo de Súmate es robarle el liderazgo a las organizaciones políticas.
¿Cómo evalúa Súmate el desempeño de la oposición?
- Nosotros somos muy duros con nuestros políticos, nos hemos olvidado del desangramiento que ha tenido la oposición venezolana en los últimos tres años, si vemos cuántos muertos, literalmente, y cuántos muertos políticos se nos han quedado en el camino, cuántos recursos nos han quitado y cuánto han asfixiado nuestras libertades, nos damos cuenta que la lucha no ha sido fácil. Si los seguimos atacando acabaremos peor, vamos a presionarlos para que defiendan nuestros votos, para que hagan el trabajo bien, pero no los ataquemos porque sin políticos no hay democracia.

2 comentarios | Buscar Tema en Google | Enviar Artículo por Email

Tenemos que seguir hablándole al mundo escrito por Ana Julia Jatar | 21/11/2005 | 07:16:14 am | Política

Artículo publicado originalmente en El Nacional, en su edición del 21/11/2005

La semana pasada participé en una audiencia que sobre la democracia en Venezuela se realizara en el Subcomité de Asuntos del Hemisferio Occidental en el Congreso estadounidense. Fui por una invitación que le hicieran a Súmate, y al estar mis colegas con prohibición de salida del país, agarré mis palabras y me fui para Washington; lugar por cierto donde hace poco se dio cita la juventud comunista de todo el mundo y nadie los llamó traidores... Allí expresé y quedó en mi testimonio por escrito, que yo no había ido a pedir ayuda, ni mucho menos “para persuadir al Congreso de los Estados Unidos sobre la necesidad de interferir en nuestro destino”, pero dije que sí había ido para “hacerlos reflexionar sobre nuestros actuales problemas y oportunidades”.

Y la verdad es que creo que se logró estimular en algo la reflexión más profunda sobre lo que pasa aquí.

Al inicio de la sesión, y desafortunadamente para la calidad de la discusión, el debate, en vez de centrarse en la democracia venezolana y en si estaba o no cumpliendo con los principios universales de libertad y de respeto a los derechos políticos de las minorías, tomó el giro de la ya conocida confrontación partidista entre demócratas y republicanos sobre los errores de la política exterior de Bush hacia Venezuela. Escuchamos de nuevo el reclamo de los demócratas a la administración por su “silencio” durante el período en el cual fue presidente Carmona y la falta de acercamiento al gobierno de Chávez. Sin embargo, mientras progresaban los testimonios — y de allí la importancia del evento — el debate se tornaba más interesante y los participantes más atentos a lo que en realidad estaba pasando hoy en Venezuela.

Lo que sí es cierto es que la radicalización hacia la izquierda por parte de Chávez ha ideologizado las posiciones. Por ejemplo, el republicano Dan Burton, defensor de Chávez hasta hace poco, asegura ahora que el Presidente venezolano se encontrará con mucha oposición — incluyendo la de él — si pretende llevar a la región por la ruta del comunismo y como “ídolo” al Ché Guevara tal como lo anunciara en Mar del Plata. En el campo de los demócratas varios se han convencido que el verbo del Presidente venezolano ya ha llegado a tales extremos que ya no se atreven a defenderlo ni siquiera para lograr una pelea con Bush.

Vi entre los miembros del Congreso las dos tendencias que también vi en Europa. A quienes les preocupa Chávez y su discurso radical también les preocupa su autoritarismo, su irrespeto por los valores democráticos, la discriminación política que ha emprendido, la violación a los derechos humanos, el debilitamiento de los derechos de propiedad y ataques a la propiedad privada, los atropellos a los medios de comunicación y a periodistas, la falta de transparencia en el manejo de los recursos públicos como consecuencia de la falta de rendición de cuentas y la falta de separación entre los poderes. Particularmente, preocupa el que el Presidente de Venezuela se aproveche de esta circunstancia de falta de transparencia para financiar la izquierda radical en el resto del hemisferio.

No están bien informados de la popularidad de algunos de los programas sociales del Gobierno.

Para quienes defienden a Chávez, a su vez tienden a no ver con profundidad los temas sobre democracia y mantienen la visión positiva de un presidente que al fin y al cabo “ha logrado que los médicos lleguen a los barrios”, que los pobres voten en las elecciones, que se acabe el analfabetismo, que disminuya la pobreza...

“¿Esos no son derechos humanos también?” Argumento que infinidad de veces he escuchado para el caso de Cuba. Pues bien, en el debate de ayer ese balance estuvo en discusión, surgieron muchas preguntas que llevaron a varios de los que estaban allí a repensar y sopesar el balance entre libertad e igualdad que una sociedad esta dispuesta a aceptar y que Venezuela está sufriendo hoy. Creo que fue muy útil, sobre todo entre los miembros del Black Caucus, es decir, la organización que agrupa a los representantes de raza negra en el congreso estadounidense.

Entre ellos, hay una gran identificación emocional con el presidente Chávez. Él ha sabido manipular muy bien el tema racial para aprovecharse de las heridas aún sin cicatrizar de la terrible segregación que hasta hace poco sufrieron. Pero ellos ayer escucharon, ellos no son comunistas, ni aceptan el atropello a las minorías de lo cual ellos si saben. Por ello pienso que hay un espacio abierto para que ambas posiciones se acerquen, hay que seguir hablándole al mundo para que se entienda en toda su extensión el drama del el resquebrajamiento de la democracia y las libertades que estamos sufriendo todos los venezolanos.

4 comentarios | Buscar Tema en Google | Enviar Artículo por Email

Discurso ante el Comité de Relaciones Internacionales del Congreso de los Estados Unidos escrito por Ana Julia Jatar | 19/11/2005 | 10:12:37 am | Política

Me gustaría comenzar diciéndoles que yo no debería estar aquí. Alejandro Plaz y María Corina Machado, vicepresidente y presidente de Súmate respectivamente, son quienes deberían estar dirigiéndose a esta prestigiosa audiencia en lugar de mí. Pero desafortunadamente para Súmate y vergonzosamente para Venezuela, ambos han sido acusados de “Conspirar para destruir al sistema de la República de Venezuela”. La fecha del juicio ha sido fijada para empezar el 6 de diciembre del presente año.

La semana pasada, cuando preparaban su viaje para atender a esta invitación, el juez a cargo del caso emitió una prohibición de salida del país para ambos. ¿Cuál es la prueba en la cual se basa el fiscal para iniciar este juicio en contra de mis colegas? La donación de 31 mil 400 dólares que recibió Súmate proveniente del National Endowment for Democracy para desarrollar y dictar cursos de principios democráticos y derechos ciudadanos. Alejandro y Maria Corina son solo otro ejemplo de la persecución política padecida por cientos de venezolanos.

Existen actualmente en Venezuela más de 200 presos políticos, y hoy mientras conversamos también existen otros que padecen de discriminación política: discriminación política por Internet, discriminación política del siglo XXI. Presten atención. Más de 3,4 millones de ciudadanos están siendo políticamente segregados por haber firmado una solicitud para el Referéndum presidencial revocatorio en el año 2003 y por ello se han convertido en ciudadanos de segunda clase. ¿Por qué? Porque la lista de aquellos que firmaron, junto con sus números de identidad, fue entregada por el CNE a un miembro de la Asamblea Nacional: al congresista Luís Tascón, miembro del partido político del Presidente y quien luego procedió a publicar la fácilmente manejable base de datos en su propia página Web.

En abril de este año, el Presidente Chávez se vio forzado a reconocer la existencia de la lista y declaró en televisión nacional que era momento de “enterrar la lista de Tascón”. En esa ocasión, el Presidente hasta llegó a admitir y lo cito textualmente: “la famosa lista quizás jugó un rol muy importante en un momento específico, pero se acabó”. Pero la lista de Tascón, y la intención de intimidar, no han sido enterradas del todo. De hecho, la lista ha sido enriquecida con información adicional de comportamiento electoral y la participación en los programas patrocinados por el gobierno. Ahora el régimen tiene la lista de Maisanta y con ella, al mejor estilo Gran Hermano, está perpetuando el miedo y la intimidación socavando la expresión política independiente.

Hoy en Venezuela, la discriminación política es política de Estado. Hace un año, en noviembre del 2004, el Presidente Chávez en la principal guarnición militar del país expresó lo siguiente: “En esta nueva fase, aquél que está conmigo, está conmigo; el que no está conmigo, está contra mí… Hoy les anuncio la ofensiva para impedir que (la oposición) se reorganice. Hablando en términos militares, si ellos tratan de organizarse debemos atacarlos y hostigarlos sin descanso.”

… Y los poderes del Fiscal General han sido efectivamente utilizados para tal propósito.

Desde su nombramiento en diciembre de 2000, el Fiscal General Isaías Rodríguez, ex Vicepresidente de Venezuela, nombrado a dedo por el Presidente Chávez, ha iniciado más de 400 procedimientos legales en contra de líderes políticos de oposición, mientras que muy pocos casos han sido iniciados por él en contra de cualquier miembro o persona que apoye al gobierno. Su oficina ha protegido al gobierno de múltiples y bien documentadas acusaciones de violaciones a los derechos humanos, abuso de poder y corrupción.

Por el contrario, el Fiscal General ha estado muy ocupado construyendo casos arbitrarios en contra de lo que ha percibido como posibles amenazas políticas. Entre ellos, los cargos de “conspiración” en contra de Carlos Ayala-Corao, ex presidente de la Comisión Interamericana de los derechos humanos, o más recientemente en contra de la bien conocida periodista Ibeyise Pacheco, quien se está lanzando como candidata para la Asamblea Nacional.

Venezuela se ha convertido en un país con menos libertad y también con menos contrapoderes y equilibrios.

En Venezuela, la Asamblea Nacional ha hecho un hábito cambiar por simple mayoría, normas que de acuerdo a la constitución requieren de 2 tercios de mayoría para su aprobación. De este modo ha sido reformada la Ley del Tribunal Supremo, aumentando el número de magistrados e inconstitucionalmente llenándola de magistrados partidarios del gobierno.

Han cambiado el Código Penal y han convertido en crimen la crítica al Presidente o a cualquier funcionario público, aún si es hecha en forma privada. Ha sido cambiada la Ley que regula el uso de horas de programación, limitando así la libertad de expresión. Ha ignorado decisiones sobre Derechos Humanos tomadas por autoridades supranacionales y por consiguiente preparan el terreno para no reconocer decisiones dictadas por tribunales u organizaciones internacionales.

Hoy en Venezuela la libertad de expresión ha sido terriblemente suprimida por una nueva legislación que fue aprobada por voto de una simple mayoría e introdujo reglas conocidas internacionalmente como “ley de contenido”. El General Usón, uno de los ex ministros de Finanzas de Chávez, fue acusado de desacato a las Fuerzas Armadas y sentenciado a 6 años de prisión por haber condenado por televisión el uso de un lanza llamas en un incidente en el cual un grupo de soldados perdió la vida en una prisión militar.

La combinación de los cambios realizados a la legalidad de la expresión de opinión más aquellos hechos al Código Penal han sido severamente criticados por organizaciones tales como la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos que ha expresado su preocupación y ha otorgado medidas preventivas de protección a muchos periodistas.

Hoy en Venezuela la voz para disentir políticamente tiene muy pocas posibilidades de expresarse mientras el Presidente acapara con su mensaje las horas de transmisión. Durante el período comprendido entre Enero y Octubre el Presidente tuvo la oportunidad de transmitir 20.944.000 minutos mientras que las minorías políticas transmitieron solo 825 minutos: una relación de alrededor 25000 a 1. En Venezuela hoy día sus conversaciones telefónicas pueden ser grabadas y transmitidas por estaciones televisivas propiedad del estado.

El derecho al voto secreto ya no puede ser garantizado en Venezuela debido al uso de un sistema electrónico que combina el uso de máquinas electrónicas para votar y el sistema de reconocimiento de huellas dactilares, el cual identifica al votante in situ inmediatamente antes de depositar su voto. Este sistema permite al Gobierno chequear en tiempo real quién no ha votado en un día de elecciones, de manera de saber si tiene que ir a presionar a los votantes para que así lo hagan, tal y como ocurrió en las pasadas elecciones municipales celebradas el 7 de agosto de 2005. Según Súmate, durante esa elección el Centro Nacional Electoral violó las leyes electorales en más de 20 ocasiones. (Estado de democracia en Venezuela: solo los hechos en www.sumate.org).

Venezuela ha utilizado la inmensa ganancia inesperada producto de los altísimos precios del petróleo para poner en práctica el más sofisticado sistema electrónico de votación e identificación del mundo. Pero puedo afirmar categóricamente que esto no se ha traducido en mayor transparencia, más eficiencia o un aumento en la confianza. De hecho, encuestas recientes indican que más de un 60% de la población no confía en el CNE o en el sistema electoral. Los venezolanos no olvidan que durante el Referéndum revocatorio se demostró que las guerrillas colombianas podían obtener ciudadanía y registrarse para votar en tiempo récord.

El hecho de que mi voto en contra del Presidente Chávez fue disfrazado por el voto de Rodrigo Granda, el llamado “Canciller” de las FARC es una violación de nuestro legítimo derecho como ciudadano para elegir nuestras autoridades sin ningún tipo de ventajas injustas.

Nosotros en Súmate continuamos insistiendo que algunas de estas magias electrónicas deben ser reemplazadas por métodos tradicionales. La tecnología debe llegar para mejorar la democracia no para aumentar la desconfianza.

Pudiera continuar por horas pero mi tiempo se está acabando.

No vine a dirigirme a tan prestigiosa audiencia para buscar ayuda, ni tampoco vine a persuadir al congreso de los Estados Unidos de la necesidad de interferir en nuestro destino. Venezuela tiene una larga historia de auto determinación y continuará luchando por ella. Pero vine hoy para hacerles reflexionar acerca de nuestros retos actuales y oportunidades. Los peces no saben que están en agua, ellos dan el agua por sentado. Los venezolanos dábamos por sentado la libertad, desconociendo las bases institucionales que la sustentan. Hoy esos fundamentos institucionales nos han sido quitados. La historia está llena de lecciones acerca de países cuyos gobiernos no se restringen y obligan por las leyes. Venezuela se ha convertido en un ejemplo más de esta vieja lección espantosa.

Traducción: Carolina Olavarría

Discurso Original (en Inglés y en formato PDF):
Subcommittee on the Western Hemisphere - House International Relations Committee - Ana Julia Jatar Statement

8 comentarios | Buscar Tema en Google | Enviar Artículo por Email

La nueva estrategia de Bush escrito por Ana Julia Jatar | 07/11/2005 | 11:31:18 am | Política

Artículo publicado originalmente en El Nacional, en su edición del 07/11/2005

Esta IV Cumbre de las Américas se realizó en uno de los peores momentos de las relaciones entre Estados Unidos y América Latina. Por ello no deben sorprendernos las diversas manifestaciones contra el presidente Bush, que se desplegaron en la ciudad argentina de Mar del Plata la semana pasada.

Sin embargo, pareciera que tal como lo expresa el dicho “lo bueno que tiene esto, es lo malo que se está poniendo”, el presidente Bush en su viaje a Suramérica, ha dado todas las demostraciones de que está dispuesto a enmendar el capote... y lo esta haciendo con todos, menos con Chávez.

Hay quienes opinan que hay que buscar las razones del malestar social de la región en la frustración generada por la falta de éxito de las reformas económicas de los años 90. En realidad éstas no trajeron consigo ni el crecimiento ni la disminución de la pobreza esperados. No obstante, no sólo hay que dejarles a los economistas la responsabilidad de buscar nuevas fuentes de crecimiento y bienestar. En mi criterio, en lo político también hay una agenda que requiere revisión.

Para ello hay que reconocer, que una parte de los problemas de América Latina y del colateral resurgimiento de la izquierda trasnochada tienen su origen en la torpeza de Washington; y no voy dejarme convencer por quienes dicen que el problema con Estados Unidos es que lo culpan de todo: de cuando hacen o no hacen las cosas. Eso no es cierto en los casos que voy a mencionar.

Es que desde Washington -e incluyo aquí al FMI- se manejaron muy mal las crisis financieras de la región, particularmente en Argentina con lo cual la empujaron al caos y a la anarquía.

Desde allí, con gigantesca miopía, se entorpeció el proceso de constitución del ALCA, por lo cual hoy el presidente de Estados Unidos reconoce que está paralizada, parálisis por cierto, que ha impedido la generación de miles de empleos en nuestros países.

Desde allí, también se manejaron muy mal las negociaciones con Centroamérica, al punto que sólo ante la amenaza de Chávez con Petrocaribe, aprobaron el acuerdo comercial Cafta por un mínimo margen en el Congreso.

Desde allí se han tomado nefastas decisiones en materia migratoria que han afectado a miles de trabajadores latinoamericanos.

Desde allí se han subestimado e ignorado los problemas políticos surgidos por esta cadena de frustraciones, con lo que se ha contribuido de manera irresponsable a la inestabilidad de las democracias, y a que enfrentemos hoy uno de los períodos más preocupantes de la historia reciente del continente.

En efecto, preocupa el resurgimiento de una izquierda —con todos los nefastos ingredientes de la Guerra Fría—, liderizada por Hugo Chávez y su efectivo compañero: el petróleo. Esto se hizo evidente en la IV Cumbre en la que este personaje demostró que ha logrado exportar al resto de la región, buena parte de la división, la confrontación y la incertidumbre que ha sembrado en su país. Sin embargo, a pesar de las divisiones, en Mar del Plata también quedó claro que éstas no son lo profundas y fuertes que desearía el presidente venezolano.

Chávez ha buscado desesperadamente una alianza del Sur contra el “enemigo yanqui” del Norte.

Venezuela quiere incorporarse como miembro de Mercosur y quería en Mar del Plata, enterrar al ALCA y a Bush con ésta. No obstante, los presidentes de América Latina demostraron estar mucho más dispuestos a aceptar los petrodólares del Presidente venezolano que sus ideas. Esto también lo sabe Bush. Por ello, en este viaje el presidente Kirchner enfatizó que había tenido una franca y constructiva conversación con el Presidente de Estados Unidos. Kirchner necesita un acuerdo con el FMI el año que viene y Bush puede ayudarlo.

Chávez le habrá dado 950 millones de dólares para comprar deuda argentina, pero con eso no pudo el mandatario venezolano comprar una pelea de Kirchner con Bush.

El otro acercamiento importante es con Lula; en este sentido, ya el Gobierno de Estados Unidos ha enviado señales claras de su voluntad de bajar las tarifas para algunos productos agrícolas brasileños, buscar salida a las exportaciones de carne de ese gran país del Sur hacia el del Norte y, en general, mejorar el comercio entre ambos.

En otras palabras, el presidente Bush ha comenzado un diálogo largamente esperado por los gobiernos de América Latina; si se lograrán o no los objetivos comerciales y políticos sólo el tiempo lo dirá. Sin embargo, la nueva estrategia de Bush, luego de esta cumbre, parece haber quedado clara: acercarse a los gobiernos de izquierda progresista y aislar a los radicales, es decir a Chávez y a Fidel. Estrategia por cierto que puede ser bienvenida por los gobiernos de izquierda europeos.

11 comentarios | Buscar Tema en Google | Enviar Artículo por Email

bottom corner