Ana Julia Jatar - weblog

...economista, analista económica y política, escritora. Aquí se concentran sus ideas, pensamientos, análisis y escritos, para ser compartidos con todas aquellas personas interesadas en los temas frecuentemente abordados por Ana Julia.

Navegación Categorías Lo último Ultimos Comentarios Buscar


Archivos Links Misc Sindicar este blog XML Powered by
  • b2evolution
bottom corner
Archivos de: Julio 2005 Venezuela en la mira de los Latinoamericanos escrito por Ana Julia Jatar | 18/07/2005 | 09:41:17 am | Política

El Diálogo Interamericano, uno de los institutos de reflexión sobre temas de América Latina con mayor reconocimiento en el hemisferio, nos dice en su último informe algo que podemos interpretar —tal como dice el chiste— una buena noticia y una mala noticia sobre Venezuela. Sin embargo, un análisis más profundo nos revela que en realidad es una mala noticia y otra peor...

Luego de más de seis años de estancamiento económico, América Latina ha dado un vuelco y en 2004 ha mostrado un sano crecimiento de 6% . Entre los países que más crecieron están Venezuela y Argentina con tasa de 16 y 20% respectivamente. Brasil por su parte creció a 5% y Chile, luego de haber mostrado por cinco años un estancamiento, creció más de 6% durante el mismo periodo. Esta recuperación se ha dado en un contexto internacional favorable caracterizado por 3 elementos: crecimiento de la economía global, bajas tasas de interés y mejoramiento en los términos de intercambio para las exportaciones latinoamericanas las cuales crecieron un saludable 22% debido al aumento en la demanda de materias primas haladas por el boom económico de China y la India.

Ahora bien, la pregunta que tenemos que hacernos es si los países de la región van a poder sostener en el tiempo este crecimiento o si más bien se trata de una recuperación cíclica. A los economistas les gusta distinguir para estos efectos los crecimientos estructurales, es decir, los que se generan del aumento en la capacidad de producir, de aquellos que son más bien cíclicos y que vienen del resultado de producir más y con los mismos activos lo que ya son capaces de producir. Brasil, Chile, Colombia, Uruguay por ejemplo, han visto importantes aumentos (de más de 20% ) en sus exportaciones acompañadas de mas inversión y más capacidad productiva. Este no es el caso de Venezuela ni de Argentina. En ambos países gran parte del crecimiento viene de utilizar la capacidad productiva que había quedado ociosa como resultado de las grandes recesiones económicas que ambos países sufrieran. El caso venezolano es aún más grave pues no hemos sido capaces ni siquiera de utilizar eficientemente la capacidad de producción petrolera que teníamos antes de la recesión.

En otras palabras, en Brasil, Chile, Colombia y Uruguay se está construyendo para producir más; en Venezuela se está utilizando a medias lo ya construido.

En síntesis, a pesar de que Venezuela y Argentina han representado las tasas de crecimiento más espectaculares de la región, esta recuperación responde a un fenómeno cíclico que no podrá mantenerse en el tiempo. Recordemos que la bonanza económica ayuda a afianzar políticamente a los gobiernos que son percibidos como los responsables de ellas.

Por esta razón, la recuperación le ha hecho bien al gobierno de Lula en Brasil, al de Lagos en Chile, a Chávez en Venezuela y a Kirshner en Argentina. Pero dicho apoyo se mantendrá sólo para aquellos gobiernos que sean capaces de sostener la prosperidad en sus países y Venezuela no parece ser uno de ellos.

Ahora viene lo peor. En la evaluación de la democracia en continente el informe llama atención sobre el hecho de que “dos países, Venezuela y Haití, apenas pueden ser llamados democracias” y señalan a Venezuela como una fuente potencial de inestabilidad regional. Estas aseveraciones eran impensables hace unos años atrás. Por ello, este duro juicio hay que tomarlo con mucha seriedad pues viene de una organización cuyos miembros son reconocidos demócratas latinoamericanos.

Es por esta razón que estas duras criticas no pueden ser despreciadas por el Gobierno como otro acto de agresión de “los gringos”. No señor, aclaremos, 50% de los miembros del Diálogo Interamericano son ilustres latinoamericanos.

Entre otros los ex presidentes Fernando Henrique Cardozo, Ernesto Zedillo, Oscar Arias, Oswaldo Hurtado y personalidades tales como el luchador de derechos humanos peruano Diego García-Sayan, el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Enrique Iglesias, senador chileno Alejandro Foxley y muchos otros más. Por ello vicepresidente Rangel comete una gran torpeza política cuando pretende descalificarlos al decir que esta es “una opinión sumamente comprometida y sesgada” acusando a los reconocidos demócratas latinoamericanos miembros de institución responsable del informe como “algunos hablan de democracia y pretenden dar lecciones de democracia y en fondo no son demócratas”. Me pregunto yo al igual que usted querido lector ¿Quiénes son demócratas y quienes no lo son?

6 comentarios | Buscar Tema en Google | Enviar Artículo por Email

La otra cara escrito por Ana Julia Jatar | 04/07/2005 | 12:26:43 pm | Política

Estos delitos no prescriben“Míreme el navajazo que me hicieron en la cara por protestar en mi barrio”, me decía con los ojos tristes pero con destellos de indignación el amigo Francisco (por su seguridad prefiero no revelar su apellido) de la urbanización Juan José de Mayo, mejor conocida por La Baldosera en San Felipe, estado Yaracuy. Y es que en ese barrio se han dado contratos de muchos millones para reparar escuelas, plazas y calles pero, tal como dice Francisco, son otorgados a dedo, hacen lo que les da la gana, dejan las cosas a medio andar, se van y vienen a su antojo, la comunidad sufre las consecuencias pero uno no tiene a quién reclamar. Y si se les ocurre organizar algún tipo de protesta, tarde o temprano alguien se encarga de amedrentar, hostigar y asustar al que se atreva a hacerlo. El que está contra “el proceso” es un traidor.

El miedo campea por Yaracuy.

Miembros del magisterio han sido despedidos sin respetar sus derechos laborales por el sólo hecho de haber firmado a favor del referéndum revocatorio presidencial.

Jueces han sido destituidos de manera arbitraria por la misma razón. Diariamente se producen secuestros contra aquellos ganaderos o dueños de fincas que se atrevan a disentir de la interpretación arbitraria que el Gobierno y sus seguidores hagan de la nueva ley contra el latifundio y los amenazan con invadir si no pagan vacunas. En los barrios son perseguidos y hostigados aquellos que, como Francisco, exigen la más elemental rendición de cuentas de las obras públicas que les pertenecen.

Los defensores de los derechos humanos en el país ya han hecho un llamado de alerta sobre el preocupante aumento de los índices de ajusticiamiento en los barrios. Según la organización no gubernamental Justicia Hoy, en Ciudad Guayana se han producido 70 ajusticiamientos en los últimos 10 meses. En Aragua, Guárico, Carabobo y en el resto del país campea el miedo sin distinción de clase social... pero sí de preferencia política.

¿Pero cómo no va a campear el miedo en un país donde la persecución y discriminación son política de Estado? ¿Cómo no va a explayarse el terror en una nación donde el que se atreva a disentir de lo que haga el Gobierno es considerado un traidor, un vende patria, un golpista?

Ya lo dijo el Presidente de la Republica: “En esta nueva etapa, el que está conmigo, está conmigo y el que no, está contra mí”, al tiempo que alentaba a sus seguidores a perseguir y hostigar a la oposición. Lo dijo William Izarra en marzo: “El aparato burocrático funciona con un alto porcentaje de elementos antichavistas... ideológicamente, esos ‘coleados’ dañan al proceso. Lo desvirtúan permitiendo la existencia de un quiste contra-revolucionario amparado ante una mentada ‘institucionalidad’ que no es más que el antichavismo puro. No obstante, ese quiste es amputable”.

Lo dijo la semana pasada el viceministro de Salud cuando acusó de “campaña de la oposición golpista” a una huelga convocada por la Federación Médica.

Lo siembra el fiscal cuando insiste en que hay un plan de la oposición para matar al Presidente, y fundamentados en esta paranoia divisoria se crean escuadrones de la muerte que asesinan a personas inocentes.

El monstruoso asesinato de los estudiantes de la Universidad Santa María es una de las consecuencias de esta política de odio y de terror. Que no se escude el vicepresidente diciendo que esto viene “desde la cuarta república”. ¿Hasta cuándo ese cinismo? Llamemos a las cosas por su nombre: jamás había existido en el país la persecución y la discriminación como política de Estado.

En mi artículo anterior, “Sin fanatismo”, resaltaba la justificada alegría en los ojos de las recién graduadas Lanceras de la Misión Vuelvan Caras en el Estado Nueva Esparta cuando describían la cooperativa que recién comenzaban. Desafortunadamente, la historia del país tiene otra cara, la de Francisco, lacerada por un navajazo, la cara que representa a la otra mitad de los venezolanos que hoy están sufriendo las consecuencias del rumbo de intolerancia y discriminación que ha tomado el país.

Que sepan aquellos que están sembrando esta suerte de apartheid político, que son culpables de un crimen que no prescribe, aquel establecido en el Estatuto de Roma en su artículo 7, el cual dice que se entenderá por “crimen de lesa humanidad” el acto de persecución y de ataque sistemático o generalizado a un grupo o colectividad fundada en motivos políticos.

Venezuela volverá a vivir en paz cuando los vecinos de La Baldosera tengan la misma esperanza de las Lanceras en Nueva Esparta, pero estos crímenes ni prescriben ni se borran, al igual que la cicatriz de mi amigo Francisco.

Dejar un comentario | Buscar Tema en Google | Enviar Artículo por Email

bottom corner