Ana Julia Jatar - weblog

...economista, analista económica y política, escritora. Aquí se concentran sus ideas, pensamientos, análisis y escritos, para ser compartidos con todas aquellas personas interesadas en los temas frecuentemente abordados por Ana Julia.

Navegación Categorías Lo último Ultimos Comentarios Buscar


Archivos Links Misc Sindicar este blog XML Powered by
  • b2evolution
bottom corner
Archivos de: Marzo 2005 De Venezuela al resto del Mundo escrito por Ana Julia Jatar | 14/03/2005 | 11:50:51 am | Política

... --- ... / ...- . -. . --.. ..- . .-.. .- / .. ... / -... . .. -. --. / .... .. .--- .- -.-. -.- . -.. /Desde esta Venezuela queremos alertar al mundo que después del Revocatorio Presidencial del pasado 15 de Agosto, la democracia en este país se ha venido erosionando aceleradamente. Es cierto que si bien se siguen planificando elecciones, la línea de separación entre los poderes públicos se hace cada vez más borrosa lo cual a su vez esta generando una creciente desconfianza en el sistema democrático. Y es que tal como lo expresa la Carta Democrática en su artículo tres, los elementos esenciales de la democracia representativa, no son sólo la celebración de elecciones periódicas, libres, justas sino la separación e independencia de los poderes públicos.” Tal como lo dijera el Centro Carter en su comunicado sobre la situación política en Venezuela el 24 de Febrero del 2005 “La falta de consensos básicos se evidencian, entre otros… en los mecanismos más adecuados para garantizar la efectiva separación de poderes”.

La falta de separación entre los poderes públicos esta generando una amplia desconfianza de los venezolanos tanto en el poder electoral (según encuestas recientes el 37 por ciento de los votantes no cree en la independencia del Consejo Nacional Electoral) como en la independencia de la justicia. Los preocupantes avances de un autoritarismo creciente con fachada de democracia justifican la desconfianza ciudadana. Me explico.

Sin hablar del pasado lejano, sólo tomando en cuenta lo que ha sucedido desde el Referéndum Revocatorio del 15 de Agosto del 2004 hasta la fecha, el gobierno del Presidente Chávez con su partido el MVR y con la alianza de algunos micropartidos de izquierda, ha logrado con mayoría simple en la Asamblea Nacional cambiar un conjunto de leyes claves para la independencia de los poderes públicos que antes requerían de una mayoría calificada de dos tercios.

El proceso se inicia cuando la mayoría simple constituida por la alianza de partidos que apoya al gobierno del presidente Chávez modifica siete veces el Reglamento de Debates de la Asamblea Nacional hasta lograr cambiar las reglas que le permitan aprobar, a su vez con mayoría simple, leyes que antes requerían de la aprobación de por lo menos las dos terceras partes de los votos de la Asamblea Nacional.

De esta manera logran cambiar la Ley Organica del Tribunal Supremo de Justicia la cual establecía en su articulo cuatro, que el número de magistrados de la mas alta autoridad de la justicia venezolana podría ser aumentado por el legislativo sólo “mediante acuerdo aprobado por las dos terceras partes de sus miembros” por un complicado y largo mecanismo que al final les permitió aumentar el numero de magistrados de 20 miembros a 32 miembros sólo con la aprobación de una mayoría simple. Quienes estén interesados en el mecanismo sólo tienen que leer el complejo artículo 8 de la nueva Ley del Tribunal Supremos de Justicia.

Luego de la ampliación del numero de magistrados se eligió el nuevo Presidente del Tribunal Supremo de Justicia quien se declaró públicamente “revolucionario” y ofreció destituir a aquellos jueces que no aseguren su lealtad a la revolución. Esto es particularmente preocupante en nuestro país ya que el 80 por ciento de los jueces son los llamados “accidentales”, es decir, elegidos sin concurso, por períodos de tres meses renovables. Esto ha sido denunciado reiteradamente por la organización internacional de derechos humanos, The Human Rights Watch.

Esta ampliación “revolucionaria” de los miembros del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) también le ha hecho un gran daño a la ya precaria credibilidad del ente encargado de los procesos electorales. Ante la reciente falta absoluta de dos de los cinco rectores principales, del Consejo Nacional Electoral, no se permitió que los rectores suplentes ocuparan los cargos vacantes tal como lo establece el artículo 13 de la Ley Orgánica del Poder Electoral. Tampoco se exhortó a la Asamblea Nacional a elegir los nuevos rectores, tal como reza el artículo 296 de la Constitución. En cambio, el nuevo TSJ, a nuestro juicio ilegalmente, eligió a los dos nuevos rectores quienes han resultaron ser claramente partidarios de la línea del gobierno, haciendo mas evidente la parcializacion de la directiva electoral.

Como ya lo dijera Wendell Phillip “la eterna vigilancia es el precio de la libertad”, le pedimos a la comunidad internacional que nos ayude en esta difícil y peligrosa tarea que tenemos por delante.

7 comentarios | Buscar Tema en Google | Enviar Artículo por Email

De piedra a alfil escrito por Ana Julia Jatar | 07/03/2005 | 06:18:47 pm | Política

RiceEn mi columna del 22 de noviembre pasado titulada “La piedra en el zapato de Condoleezza”, en el que me refería al nombramiento de Rice como nueva secretaria de Estado y a su relación con Venezuela dije: “Así las cosas, en Venezuela sentiremos las consecuencias de la radicalización de la política exterior de Estados Unidos mientras Condoleezza se ocupa de los tres grandes retos de la administración Bush. ¿Por qué?

Porque uno de ellos nos toca muy de cerca: lograr un sistema menos dependiente del petróleo importado y con un suministro más estable. Este objetivo está ligado al segundo, el de alcanzar una salida airosa del conflicto en Irak antes del final del periodo y de alguna manera también conectado con el tercero: el de concretar la consolidación de un programa de paz en el Medio Oriente lo cual parece ahora más factible en una era post Arafat. En efecto, Venezuela no aparece en esta lista pero la nueva secretaria de Estado nos tendrá con ella a donde sus prioridades la lleven”.

Luego de las exitosas elecciones en Irak, de los reavivados esfuerzos por parte de Washington para mediar entre el nuevo gobierno de Palestina e Israel y con el resto de los objetivos de política exterior mencionados en marcha, gran parte de mi análisis sigue siendo acertado. Sin embargo, me quedé corta en una apreciación.

Lo que nunca me imaginé cuando escribí esa nota, días en los cuales Chávez se retrataba con la alta gerencia de la Exxon y coqueteaba con las petroleras del norte, es que en tan corto tiempo, el presidente de Venezuela se declarara enemigo del Gobierno estadounidense y con ello se las arreglara para entrar en el tablero de ajedrez como prioridad en la política exterior de Estados Unidos. Sí, ya Chávez no es sólo una piedra en el zapato, hoy existe la convicción de que el presidente de Venezuela es una amenaza para la región y que su retórica antiimperialista ha dado paso a hechos muy concretos luego del referéndum de agosto los cuales ponen en peligro la seguridad energética de la primera potencia mundial.

Uno de esos hechos ha sido el reciente conflicto colombovenezolano.

En él, quedaron al descubierto las buenas relaciones del Gobierno venezolano con la guerrilla colombiana.

En especial, el cobijo en tierra venezolana de dirigentes de las FARC, agrupación catalogada como “terrorista” para todos lo efectos prácticos de política exterior de Estados Unidos. La escalada de este conflicto llevó a un preocupante intercambio verbal entre Washington y Venezuela.

El presidente Chávez se dio cuenta de que se quedaba solo en el hemisferio cuando de defender a guerrilleros se trata. Estados Unidos, por su parte, tomó nota de la ligereza con la cual el Presidente de Venezuela suspendía unilateralmente las relaciones comerciales con Colombia como arma de presión. Sí, esta experiencia obligó a Washington y a Caracas a revisar las fortalezas y debilidades de su relación bilateral.

Por ello Estados Unidos ha tomado la decisión estratégica de desarrollar un plan alternativo de suministro de petróleo.

La Casa Blanca quiere tener la amenaza creíble de suspender sus compras de petróleo en caso de una escalada en el conflicto con Chávez. Si presionó a Bogotá con el arma comercial, así lo haría con Estados Unidos.

Ante esta realidad, el Gobierno venezolano se prepara para hacerle frente a cualquier sanción económica por parte de Estados Unidos.

Busca nuevos mercados hasta en la lejana China, intensifica su relación con los enemigos de Estados Unidos en la OPEP, se deshace de socios norteamericanos, entrena traders en la petrolera Iraní y anuncia la venta de siete refinerías venezolanas en territorio estadounidense, incluidas las de tres Citgo.

De acuerdo con analistas en Washington y en Nueva York, el Gobierno de Venezuela podría lograr alrededor de 20.000 millones de dólares con la venta de estos activos y al cobrar en efectivo hoy, protegerse de la eventual confiscación de estos bienes en caso de un conflicto con los Estados Unidos.

Lejos han quedado los días en los que todavía quedaban dudas sobre el camino que tomarían las relaciones entre Miraflores y la Casa Blanca, el conflicto ya comenzó las piezas de ajedrez se mueven en un juego hasta ahora desconocido para ambos países. Estemos atentos.

1 comentario | Buscar Tema en Google | Enviar Artículo por Email

bottom corner