Ana Julia Jatar

...economista, analista económica y política, escritora. Aquí se concentran sus ideas, pensamientos, análisis y escritos, para ser compartidos con todas aquellas personas interesadas en los temas frecuentemente abordados por Ana Julia.

Descargue Gratis Apartheid del Siglo XXI de Ana Julia Jatar

Categor?

Buscar


?Quien est?n l?a
  • Guest Users: 1

Misc

Sindicar este blog XML
Portales Recomendados

BloGalaxia

Directorio de Blogs de Venezuela

 Bitacoras.com

directorio de weblogs. bitadir

Powered by
  • b2evolution
bottom corner
Soldados o criminales

En un insólito artículo publicado en este periódico el jueves pasado, la ex vicecanciller Mari Pili Hernández defiende a los terroristas sugiriendo que estos no son criminales, sino más bien soldados de una causa noble. “¿Es terrorista aquel que no teniendo armas sofisticadas… decide entrar en un centro comercial y atacar a cualquiera que parezca familia de aquellos que le robaron la suya propia?".

Esta es una de las preguntas que se hace la ex viceministra, alineándose con quienes piensan que los terroristas suicidas no son criminales, sino combatientes de una guerra sui generis. Lo que quizás ella ignora, es que la administración Bush está siendo duramente criticada por precisamente pensar de esa manera.

Para muchos, el presidente de los Estados Unidos cometió un error al declarar la guerra a los terroristas, pues con ello los “elevó” a la categoría de soldados en vez de tratarlos como criminales.

Esta decisión de política exterior ha sido la causa de graves atropellos a la Constitución norteamericana y a los derechos humanos de miles de personas.

Los que atacan la política de Bush argumentan que la línea que separa al soldado del civil ha sido históricamente clave para juzgar cualquier acto de guerra. Los soldados tienen uniforme, pertenecen a un país al cual representan y están armados para matar a otros soldados.

Por otro lado de la línea, ellos también tienen el deber de minimizar las bajas de civiles. El ataque del 11 de septiembre, que provocó el cambio de política en Estados Unidos, fue realizado por civiles de nacionalidad saudita en nombre de una organización llamada Al Qaeda, para matar intencionalmente a miles de civiles.

¿Puede ser esto calificado como un acto de guerra y, por ende, pueden ser considerados soldados los terroristas? Muchos consideran que no, y que la administración Bush se metió por un peligroso camino cuando declaró “la guerra al terror".

Este camino se tornó aun más resbaladizo cuando prometió que no se detendría hasta que cada grupo terrorista con alcance internacional fuese encontrado y derrotado. En efecto, esta ausencia de fronteras y de uniforme en la definición del soldado enemigo ha tenido inmensas implicaciones en la forma de aplicar la justicia que le corresponde.

Por ejemplo, considerar soldado a un terrorista permite enjuiciarlo por haber matado a civiles, sin embargo, sus ataques a objetivos militares no serían ilegales. Por otra parte, al no diferenciarse de la población civil en general, el gobierno viola constantemente los derechos individuales al convertirse en juez discrecional de quien es y quien no es el “soldado” enemigo. En fin, por esta mal llamada guerra y por tratar a los terroristas como soldados, se ha invadido dos países y se han violado los derechos humanos de millones de civiles. Por eso, Mari Pili Hernández y el presidente Bush están equivocados: los terroristas son criminales y deben ser perseguidos, juzgados y convictos en las cortes, como tales. La mejor forma de combatirlos es con el peso de la ley, con mejores sistemas de inteligencia y con eficaces acuerdos internacionales.

El terrorismo sólo podrá ser derrotado cuando le neguemos toda legitimidad, tanto en los objetivos que persigue como en los instrumentos que utiliza. Quienes se empeñan como el presidente de Estados Unidos y la ex vicecanciller en torcer esta realidad, sólo terminan perdiendo legitimidad ellos mismos.

Publicado en el Diario El Nacional edición del día 15/09/07 página A9


Artículo de Mari Pili Hernández en página 2

P?nas: 1 2

Link Permanente al art?lo escrito por Ana Julia Jatar Email | 15/09/2007 | 08:01:33 am | General, Política, Día a Día | 3 comentarios


Encuesta sobre Reforma Constitucional Datanalisis

Los invito a que vean esta encuesta de Datanalisis sobre varios temas de la política venezolana incluida la propuesta de cambios constitucionales presentada por el Presidente Chávez. Hay que recordar que Datanalisis, muy al disgusto de la oposición venezolana, pronosticó el triunfo de Chávez con una ventaja de más de 20 puntos en las elecciones pasadas. A diferencia de otras encuestadoras, esta es muy escuchada en el Chavismo.

Lea o Descargue la encuesta completa aquí:

Nota: Para ver la encuesta en tamaño grande, solo debe apretar el botón señalado en la siguiente imagen:

Versión PDF: Encuesta Reforma Constitucional DATANALISIS

Venezuela Política

Link Permanente al art?lo escrito por Ana Julia Jatar Email | 06/09/2007 | 09:49:35 am | Política, Día a Día | 3 comentarios


Las virtudes del fiscal

Isa? Rodr?ez y Hugo Ch?zCada ser humano representa una mezcla única de virtudes y defectos. Estamos condenados a construir nuestra historia identificando valores y lidiando con nuestros propios demonios.

Desafortunadamente, en ese camino hay virtudes extremas que pueden conducirnos a la tragedia. Y es que no es fácil encontrar ese dorado término medio, como anunciaba Aristóteles.

Hay muchos valores que dejan de serlo al cambiar las circunstancias. Por ejemplo, sabemos que la lealtad es una de las condiciones más hermosas de la amistad; sin embargo, esa nobleza hacia un individuo se puede convertir en el más devastador defecto si entra en conflicto con la debida lealtad hacia un pueblo.

Esta semana, la política norteamericana se vio conmocionada por la renuncia –obligada por la creciente crítica a su gestión– del fiscal general, Alberto Gonzales. Más allá de la tragedia que significó para la comunidad latina –primera vez que un hijo de inmigrante latinoamericano llegaba a esa posición– es importante derivar las importantes lecciones que para los venezolanos tiene este relevante hecho político.

El presidente de los Estados Unidos logró colocar a la cabeza de la Fiscalía General de su país a un leal servidor personal. Desafortunadamente, tal como lo diría la senadora Hillary Clinton, el fiscal general Gonzales confundió su función anterior como abogado personal de George W. Bush con su debida lealtad al sistema de justicia que ampara a todo el pueblo norteamericano. Es decir, la misma virtud que vio el presidente en él, quizás la única por la cual llegó a ese importante cargo, terminó siendo la causa de su derrumbe político.

Muchos mirarán esto con el estrecho lente del antiamericanismo y concluirán –erradamente– que esto es una prueba más de los defectos del Gobierno “gringo". Pero, quienes se conformen con este análisis superficial perderán la oportunidad de aprender la verdadera lección: la democracia funciona cuando es capaz de garantizar los límites al poder individual y al propio Estado.

Al igual que muchos funcionarios públicos en nuestro país, el fiscal Gonzales consideraba su deber fundamental el complacer al presidente.

Convencido de que el elemento más importante de la política norteamericana era la “guerra contra el terrorismo” iniciada por su comandante en jefe, George W. Bush, cometió todo tipo de atropellos.

Inspirado en esta idea, ejerció su cargo bajo el equivocado precepto de que en tiempos de guerra el presidente debe tener amplios poderes para proteger a su país.

Esto lo llevó a interpretar la ley de manera sesgada, a destituir a jueces que se opusieran a los abusos de poder por parte del Ejecutivo y a violar los derechos de millones de compatriotas con la firme convicción de que lo que era bueno para Bush, era bueno para Estados Unidos.

En algunos países, como por ejemplo el nuestro, esos fiscales se eternizan en el poder porque las instituciones democráticas hace tiempo que sucumbieron ante la ambición totalitaria del presidente.

La tentación totalitaria es universal y representa el demonio más peligroso al cual debe enfrentarse el funcionario público.

Por ello, las constituciones, las leyes, las voces de la oposición política y los medios de comunicación están allí para ayudarlos y limitar su poder. Las “virtudes” del fiscal de Bush se parecen mucho a las del fiscal del presidente Hugo Chávez, pero el presidente de Estados Unidos no es tan poderoso como el de Venezuela…

Publicado en el Diario El Nacional edición del día 01/09/07 página A13

Venezuela Política Bush Hugo Chávez

Link Permanente al art?lo escrito por Ana Julia Jatar Email | 01/09/2007 | 10:38:40 am | Política, Día a Día | 1 comentario


Guerra, Paz y Liderazgo

Existen muchos tipos de liderazgos. Las características que convierten a un hombre o a una mujer en líder dependen de sus destrezas y de las circunstancias que les toca enfrentar. Si tomamos en cuenta estas dos variables, la historia nos enseña que los líderes que surgen para la guerra son muy distintos a los que aparecen en periodos de paz. También nacen líderes para las grandes transformaciones con características muy distintas a aquellos que son buenos para la consolidación de los cambios. Se podría decir que en Venezuela, la revolución llevada a cabo por Hugo Chávez, al igual que todas las revoluciones, se ha alimentado de la exclusión y la confrontación. Pero luego de nueve años, ésta comienza a dar señales de fatiga porque el país desea un liderazgo que consolide los cambios realizados en un ambiente de tolerancia y paz. ¿Podrá hacerlo Chávez?
Por lo general los líderes para la guerra no son buenos para consolidar la paz. Por ejemplo, Winston Churchill, el gran líder que condujo a su patria, Inglaterra, por el penoso camino de la segunda guerra mundial contra Alemania, tuvo poco éxito en los periodos de paz durante su larga carrera pública. Sin embargo, en los albores de la guerra, en Mayo de 1940, logra enviar el mensaje que el pueblo británico esperaba. Luego del rotundo fracaso de Arthur Chamberlain con su política de apaciguamiento frente a la amenaza expansiva de Adolf Hitler, Churchill se opone a cualquier negociación con Hitler; hace un llamado desesperado a la valentía y al sacrificio del pueblo inglés y se conecta con la psiquis de sus compatriotas. Al apelar a esos valores paradigmáticos de la historia del imperio anglosajón, se catapulta sin dilación como figura indiscutible para liderar el gigantesco reto que enfrentaba su patria. Y es que el pueblo inglés estaba listo para un líder distinto: un líder para la guerra. Ese líder apareció el 13 de Mayo de 1940 cuando Churchill lanzó su famoso discurso y expresó que sólo ofrecía “sangre, sudor y lágrimas” pero que su objetivo era la victoria. Churchill no garantizaba una victoria fácil sino por el contrario, una victoria muy costosa, una victoria ante “todos los horrores”, una victoria que se impusiera independientemente de lo largo y duro que fuese el camino porque “sin victoria no sobreviviremos”. En otras palabras, el líder Churchill surge del agua tibia de la cotidiana política con un mensaje realista y épico a la vez, con el cual logra amalgamar tras él al pueblo inglés y enfrentar con decisión una guerra inesperada.
Por otra parte, existen líderes que surgen por poseer grandes destrezas para momentos de estabilidad, sin embargo pierden su ascendencia ante los demás cuando se encuentran incapaces de enfrentar cambios súbitos en el entorno. Por ejemplo Herbert Hoover gana las elecciones presidenciales de 1929 en Estados Unidos en medio del gran optimismo que siguió el final de la primera guerra mundial. En clara señal de esto, cuando fue elegido candidato expresó: “hoy en América estamos mas cerca que nunca en la historia de nuestro pueblo, de triunfar definitivamente contra la pobreza”. Ni Hoover, ni quienes lo eligieron presidente, podían imaginarse la catástrofe económica que se le avecinaba unos meses después con el desplome de la bolsa de valores, quizás de haberse sabido, otro líder hubiese aparecido. Lejos de resolver la crisis, Hoover toma medidas erradas y conduce a su país a la tragedia de la Gran Depresión.
Lo cierto es que cada situación requiere de liderazgos distintos. No es común encontrar individuos con el abanico de destrezas lo suficientemente amplias como para ser líderes exitosos tanto en crisis como en estabilidad. En Venezuela, Simón Bolívar es otro ejemplo de ello; gozaba de la fuerza, el valor, la visión y la perseverancia que -rayando en lo irracional- le permitió liderar la independencia de cinco naciones del dominio español. Sin embargo como el Libertador carecía de otras habilidades, como la tolerancia, la capacidad de conciliar y trabajar en equipo, no pudo ser el líder de la construcción de la gobernabilidad después que esas naciones lograran su independencia.
No es fácil encontrar en la historia hombres o mujeres que mantengan su liderazgo luego de haber conducido cambios drásticos de rumbo. Le fue difícil a un Mijail Gorbachov luego de haber liderado el Glasnost en Rusia, al igual que a Lech Walesa, después de que su movimiento “Solidaridad” encendiera el sentimiento anticomunista en Polonia y contribuyera a la caída del muro de Berlín. Pareciera pues que los líderes guerreros, deben colgar su espada y dejar que otros tomen el mando cuando se alcanza la paz y la estabilidad. Quizás por ello -y Chávez pareciera estar en este grupo- algunos logran mantenerse en el poder buscando nuevas guerras o inventando otras. Entre estos últimos caben personajes como Fidel Castro, Mao Tse Tung o Stalin. Es decir, líderes que se mantienen porque convencen a sus seguidores de que continúan en guerra con enemigos externos, internos o imaginarios, pues saben que sólo si esa percepción se mantiene, seguirán siendo los elegidos. En el caso de Cuba esto todavía sigue siendo una triste realidad. Casi cincuenta años de guerra civil a larga distancia contra el exilio de Miami, “el capitalismo salvaje” y la Casa Blanca, le permitió al Comandante Castro, eternizarse en el poder y morirse de viejo en su cama gobernando. Hay que aprender de la historia, pero me temo que Chávez lo está haciendo con la idea de parecerse a Fidel.
Y esto nos lleva a otro tema importante: el liderazgo y el carisma no vienen con un libro de moral y ética debajo de brazo. Quienes se conectan con la psiquis de un pueblo pueden hacerlo para motivar sus valores más sublimes o sus más bajas pasiones: los seres humanos tenemos un amplio inventario de ambas. Si aceptamos que el líder es aquel a quien un grupo de personas lo considera su guía, su jefe o su orientador, Adolfo Hitler ha sido quizás uno de los líderes más exitosos de la historia. El escritor Howard Bloom en su libro “El Principio de Lucifer” argumenta que nosotros somos el resultado de una lucha de supervivencia como tribus o grupos y no como individuos, tal como lo sostiene Darwin en su teoría de la evolución. Por ello, somos capaces de cometer tanto los más horrendos crímenes como de alcanzar las más enaltecedoras metas, cuando nos sentimos partícipes de algo que nos rebasa como individuos. De acuerdo a esta teoría entonces, la presencia de un líder es parte esencial de nuestra evolución. En otras palabras, todos los que estamos en este planeta hoy, somos el resultado de una lucha grupal y de un duelo entre líderes tribales más que de una lucha solitaria por el más fuerte. Los llamados organismos sociales o memes (para diferenciarlos de los genes que conforman a cada individuo) logran tener relativo éxito de acuerdo a quien los lidera y cuales pasiones apela. El Marxismo y el Catolicismo son ejemplos de memes que han logrado extenderse y mantenerse. El Chavismo en Venezuela podría considerarse meme con identidad (los seguidores de Chavez), con color (rojo), con objetivos (construir el Socialismo del Siglo XXI) pero que desafortunadamente invoca constantemente al odio, la confrontación y a la guerra para mantenerse vivo.
Por último, como no son comunes los líderes capaces de confrontar y promover la paz al mismo tiempo hay que aprender de sus virtudes. Nelson Mandela es uno de esos pocos casos. Luego de haber conducido a su pueblo por el camino de la lucha armada para lograr sus derechos y de haber sufrido 26 años de cárcel; finalmente logra la emancipación de su gente, gana unas elecciones y en vez de seguir alimentando la confrontación, se dedica a construir un país donde quepan todos los surafricanos.
Haciendo oídos sordos de quienes le aconsejaban venganza contra los blancos por haber legalizado la terrible separación racial (Apartheid) en Sudáfrica, Mandela promueve la tolerancia, la inclusión, la cooperación y el trabajo en equipo. Por ello muchos lo han considerado el líder “Ubuntu”, palabra africana que significa muchas cosas como respeto, humanidad y tolerancia, principios sobre los cuales esta fundada la nueva republica de Sudáfrica. En la esfera política, el concepto de Ubuntu es usado para enfatizar la unidad y la necesidad del consenso en la toma de decisiones así como el respeto y los valores humanitarios para sustentar dichas decisiones. En su autobiografía "El Largo Camino hacia la Libertad", el líder surafricano describe como la filosofía del Ubuntu se aplicaba en las decisiones de su tribu donde su padre era líder. En el recuento de su lucha, Mandela también destaca como el líder debe ser como el pastor pues debe ser capaz de dirigir a su rebaño desde atrás, dejándolo siempre caminar adelante…
Desafortunadamente para Venezuela, Hugo Chávez no ha escogido su mentor en Mandela sino en Fidel Castro. Venezuela quiere paz, pero su presidente y líder de la revolución bolivariana sabe que al alcanzarla tendrá que cederle el paso a otro. Por esa razón no permite que nos bajemos del caballo, vivimos en una eterna batalla de Carabobo. El nuevo liderazgo capaz de contraponerse al Chavismo, sólo surgirá de quienes se conecten genuinamente con la psiquis de esa gran mayoría de venezolanos que añoran paz, estabilidad, tolerancia, consenso y progreso. Un liderazgo que debe combinar algunas de las características de Churchill –su capacidad para contectarse con los verdaderos valores de sus compatriotas u motivarlos a la lucha- y otras de Mandela mucho mas obvias. Mientras no lo logremos, el “comandante” Chávez nos seguirá llevando de guerra en guerra, hacia la destrucción entre nosotros mismos.

Venezuela Política Liderazgo Historia

Link Permanente al art?lo escrito por Ana Julia Jatar Email | 31/08/2007 | 02:26:29 pm | General, Política, Día a Día | 1 comentario


Nos volvemos a encontrar

Llegó la propuesta de "reforma" constitucional presentada por el Presidente. Desafortunadamente para todos, en algunas cosas es peor que la versión colada a la prensa y que el Gobierno había rechazado como quien niega un pecado no cometido.

El texto produce asombro y angustia. Lo que Chávez nos presenta es tan ajeno a lo que nos ha unido históricamente como venezolanos, tan foráneo a lo que hemos soñado para nuestra vida y la de nuestros hijos, que no entendemos cómo puede presentarlo en nombre de una supuesta mayoría. Y si así fuera, las constituciones no son la imposición de un monarca, son el resultado de conquistas democráticas para garantizar la inclusión y el respeto a las minorías; es el contrato social que aceptamos firmar porque representa el consenso de todos. Por ello, este texto presidencial es una burla al país, es el instrumento con el cual pretende construirse un cargo vitalicio y liquidar las sanas aspiraciones políticas de cualquiera. Cuidado señores, porque cuando esas cosas suceden, el torrente de la competencia por el poder busca causes peligrosos.

Debe ser muy difícil para los seguidores del Presidente continuar justificando sus delirios y su endiosamiento. Me pregunto lo que sentirán los chavistas light. ¿Es esta corrupción lo que esperaban cuando les prometieron una Venezuela digna? ¿Es esta tragicomedia con un solo actor lo que se imaginaban cuando soñaban con un país más justo? Estoy convencida de que hay muchos venezolanos que creyeron en esta revolución y que hoy están preocupados. Por ejemplo, mi hermano, a quien quiero y admiro, y quien a diferencia mía ha creído en este "proceso", comparte hoy algunas de mis inquietudes por el futuro del país. Estoy segura de que muchos otros hermanos, separados por esta revolución, consiguen en este texto constitucional razones suficientes para reencontrarse. Por ejemplo, los hermanos nos volvemos a encontrar porque no creemos en la reelección continua o indefinida y mucho menos cuando sólo es permitida para quien, a su vez, concentra groseramente el poder. No existe ninguna constitución en el mundo en la cual se conjuguen perversamente esas dos variables. Los hermanos nos volvemos a encontrar porque pensamos que muchos de los cambios no necesitan estar en la Constitución, a menos que existan oscuras intenciones. Por ejemplo, lo de la jornada de seis horas, además de ser una locura que traerá más desempleo y pobreza, puede ser planteada en el contexto de una ley laboral. Lo mismo sucede con la oferta de darle a las misiones un rango constitucional. ¿Será que el Presidente, maquiavélicamente, espera comprar su elección vitalicia plasmada en el mismo texto con sus migajas populistas? Si no es así, debería por lo menos demostrar respeto al pueblo y presentarla para la consulta popular, artículo por artículo. Igualmente, no entendemos para qué quiere el Presidente comandar una milicia bolivariana, aunque sí entendemos que propone crear una estructura geográfico-política paralela a las gobernaciones y alcaldías para cercenarles el poder sin eliminarlas. Y eso de crear "comunas", núcleos "indivisibles del Estado socialista Venezolano", copia al carbón de la Unión Soviética, nos parece un exabrupto. Además, nos reencontramos en rechazar esa obsesión de cambiarle el nombre a todo. La verdad es que la propuesta de rebautizar a Caracas como la "cuna de Bolívar y reina del Guaraira Repano" tiene visos de delirio. En fin, en este reencuentro fraterno tenemos una gran oportunidad para frenar esta locura; de no hacerlo, Chávez no sólo se eternizará en el poder, sino que nos guiará hacia un futuro triste.

Venezuela Política

Link Permanente al art?lo escrito por Ana Julia Jatar Email | 18/08/2007 | 06:04:15 am | Política, Día a Día | Dejar un comentario


Por ahí va la cosa

Hugo Ch?zEn una decisión tardía y por lo tanto anodina, para lo que debería haber sido su propósito, el Consejo Nacional Electoral sancionó el pasado 13 julio al presidente de Petróleos de Venezuela, Rafael Ramírez por utilizar las instalaciones de la empresa petrolera nacional para actividades proselitistas unos días antes de las elecciones presidenciales. En efecto, ocho meses después, cuando ya nadie lo esperaba y cuando a nadie le importaba, el parcializado árbitro electoral decide castigar al funcionario que tuvo mayor impacto en intimidar a los empleados públicos para que votaran por Chávez en las elecciones de diciembre de 2006.

¿Por qué? ¿Qué buscan con esto? Recordemos primero. El 3 de noviembre de 2006 se hizo público un video anónimo en el cual aparecía el presidente de Pdvsa vestido de rojo amenazando a la gerencia de la empresa petrolera estatal con echarlos de sus trabajos si no se declaraban rojos-rojitos y votaban por Chávez. Luego de ver el video, a nadie le quedó duda de que el señor Rafael Ramírez iba a ser sancionado por el Gobierno, por el Poder Judicial y por el CNE antes de los comicios presidenciales por haber protagonizado ese bochornoso acto de intimidación política. Pero no fue así. Todos los poderes le fallaron al pueblo pues se lavaron las manos y lo dejaron a la merced de la terrible amenaza que desde las alturas del poder se cernía sobre su libertad de conciencia. El propio Presidente de la República y candidato presidencial salió a la defensa de Ramírez para decir, lo que repitió hace unos días, que ese comportamiento no era ni moralmente oprobioso ni ilegal, y que más bien debería convertirse en ejemplo para todos los revolucionarios. Traigamos algunas de las palabras de Ramírez para entender el drama de la democracia venezolana en su justa dimensión: Nosotros tenemos que decir claramente que la nueva Pdvsa es roja, rojita, de arriba abajo" "A nosotros no nos tiembla el pulso, nosotros sacamos de esta empresa a 19.500 enemigos de este país y estamos dispuestos a seguirlo haciendo"; y continuó: "A mí me indigna cuando nosotros nos encontramos que haya gente Ni-Ni, que haya gente light, que haya gente que ahora diga que aquí estamos en unos procesos de tal para cual, que necesitamos abrir esta cosa, no señor, aquí el que se le olvide que estamos en medio de una revolución se lo vamos a recordar a carajazos, pero aquí esta empresa está con el Presidente".

Pues bien, esperábamos que conductas como estas fueran castigadas, pero como hemos dicho no lo fueron en su momento. Por ello no entendemos la razón de multar a Ramírez ahora. A menos que Chávez se traiga algo entre manos al decir la semana pasada que si multaban a Ramírez tendrían que multarlo a él también. Me pregunto ¿no será que eso es lo que quiere el Presidente? ¿No será que esto tiene que ver con la reforma constitucional? A Chávez le está costando convencer a los venezolanos sobre las supuestas bondades de su reforma constitucional y sabe que la va a tener que someter a consulta popular. También sabe que a pesar de lo controlado que tiene el voto electrónico ahora más con la Cantv en sus manos, para legitimar su reelección indefinida necesita un CNE con cierto barniz de independencia. La multa a Rodríguez y un pleitico con el Presidente le daría al sesgado arbitro electoral la apariencia de autonomía que Chávez busca desesperadamente para legitimar su reforma. ¿No será por ahí por donde viene la cosa?

Parte 1

Parte 2

Transcripción del discurso de Rafael Ramírez, ir a página 2

P?nas: 1 2

Link Permanente al art?lo escrito por Ana Julia Jatar Email | 04/08/2007 | 10:28:36 am | Política, Día a Día, Economía, Videos | 1 comentario


La Crisis que se nos avecina
La Crisis que se nos avecina

Descarge el documento "La Crisis que se nos avecina" en PDF

Descarge el documento "La Crisis que se nos avecina" en DOC (MS Word)


Venezuela Política Economía

Link Permanente al art?lo escrito por Ana Julia Jatar Email | 03/08/2007 | 10:45:28 am | Política, Día a Día, Economía | 1 comentario


Vamos por mal camino

Cuando los gobiernos ofrecen reglas claras y estables las preguntas que, a diario, se hace cada cual sobre su futuro son muy distintas a aquellas que surgen en situaciones de total incertidumbre. En una sociedad normal las familias hablan de cómo ahorrarán para comprar una casa, el tipo de trabajo que les conviene, dónde pasarán las vacaciones o el colegio en el cual inscribirán a sus hijos. Es impresionante como en Venezuela esas conversaciones cotidianas se han convertido en reflexiones existenciales, ahogadas por la zozobra y la inseguridad.

"¿Para dónde va todo esto? ¿Me quitarán mi casa? ¿Adoctrinarán a mi hijo en la escuela? ¿Me terminarán lavando el cerebro con medios de comunicación controlados? ¿Crees que Venezuela se convertirá en otra Cuba?" En fin, todo un remolino de interrogantes relacionadas con el destino de la libertad en nuestro país. Hay que resaltar que esta angustia no conoce de clases sociales, como quieren hacerlo creer desde el Gobierno. No, los rumores sobre los cambios que se le harán a la Constitución, que vienen desde el Gobierno y circulan a diario, nos recuerda a todos los venezolanos que a pesar de que sabemos de dónde venimos desconocemos a dónde vamos, tal como dijera Mafalda: "El futuro ya no es lo que era antes". Y para acrecentar nuestra tortura psíquica no sólo anuncian transformaciones fundamentales en nuestra cotidianidad, sino que son cocinadas en un cuarto oscuro por un grupito cercano al Presidente. No hay ningún documento oficial que sea público.

Según el diario Granma de La Habana, la capital cubana -el cual hay que consultar pues a menudo tiene más información sobre este Gobierno que la prensa local- en publicación del pasado 17 de julio de este año dice: "Aunque aún no existe un proyecto conocido públicamente, se sabe que uno de los puntos centrales será el referido al de la propiedad para lograr una proyección mayor de la estatal y social, fante al predominio actual de la privada" (...) "Con la reforma Chávez busca establecer un sistema socialista".

Es decir, que el Gobierno cubano coincide con el venezolano en que el cambio radical en las reglas del juego de nuestra sociedad es simplemente una reforma. Eso es un insulto a la inteligencia de nuestro pueblo. Reformar lleva consigo la modificación de ciertas características. Por eso cuando se reforma una casa se le cambian los pisos, la cocina, los baños, pero ésta deja de ser reforma si la vivienda es convertida en un edificio o en un puente.

Con las constituciones sucede lo mismo, son leyes fundamentales del Estado que definen el régimen básico de los derechos y libertades de los ciudadanos, así como las instituciones de la organización política. En otras palabras, la Constitución es el conjunto de normas que definen la forma de convivencia entre quienes integran un país y las reglas deben ser producto del acuerdo de todos.

Pero hoy en nuestro país la transformación de las bases del Estado venezolano se discuten a espaldas del pueblo. Entre otros gravísimos cambios se encuentran la reelección indefinida del Presidente, la imposición de importantes restricciones a la propiedad privada, al Poder Judicial, al Poder Ciudadano, los gobernadores y alcaldes, a la autonomía universitaria.

Se pretende eliminar la doble nacionalidad y la jerarquía constitucional de los acuerdos en materia de derechos humanos. ¡Casi nada! Vamos por mal camino no sólo por los cambios propuestos, sino por la forma como nos los imponen.

Publicado en el Diario El Nacional edición del día 21/07/07 página A13

Venezuela Economía

Link Permanente al art?lo escrito por Ana Julia Jatar Email | 21/07/2007 | 09:20:19 am | Política, Día a Día, Economía | 4 comentarios


Exhortación Pastoral

Este es uno de los documentos más importantes, profundos y serios que se han producido en Venezuela en los últimos años. Esta exhortación de la Iglesia venezolana a la paz y a la reconciliación lleva consigo también alertas muy preocupantes sobre los peligros que se avecinan con la nueva reforma constitucional que el gobierno prepara a puertas cerradas y a espaldas del país. Todo venezolano y todo aquel que se preocupa por este país, debe leer esta pieza histórica con detenimiento e interés.

Logo CEV

EXHORTACIÓN PASTORAL
LXXXVIII ASAMBLEA ORDINARIA PLENARIA

Urge el diálogo y la reconciliación en Venezuela

Introducción

1.Los Arzobispos y Obispos de Venezuela reunidos en la 88a Asamblea saludamos en el Señor, al Pueblo de Dios y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad de nuestra patria, proclamando que Jesús es “el Camino la Verdad y la Vida” (Jn 14,6.)

2.Queremos responder a los desafíos que la realidad de nuestro tiempo plantea a la Iglesia en Venezuela, siguiendo los lineamientos de la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe reunida del 13 al 31 de mayo de 2007, en Aparecida, Brasil, donde los obispos nos han animado a ser discípulos misioneros de Jesucristo para construir un continente de la vida, del amor y de la paz.

3.Además, con el Concilio Plenario de Venezuela, reafirmamos nuestra invitación a “todos, creyentes y no creyentes, a asumir la tarea de ser hombres y mujeres nuevos, impregnando la sociedad de valores que dignifiquen a la persona humana y hagan posible en nuestro país la novedad de la vida (cf. Rm 6,4) y se logre así la transformación de nuestro pueblo con el brillo del esplendor de la verdad, la justicia y la paz, y se experimente la fuerza del amor fraterno.”(Mensaje Final CPV, n. 9).


La realidad del país que nos interpela

4.Nuestro pronunciamiento sobre los problemas sociales no es una injerencia indebida en la vida política, sino el cumplimiento de nuestra obligación de iluminar la vida personal y social de nuestros fieles desde la perspectiva del Evangelio y con criterios estrictamente pastorales. El Papa nos lo ha recordado hace poco: “La Iglesia es abogada de la justicia y de los pobres, precisamente al no identificarse con los políticos ni con los intereses de partido. Sólo siendo independiente puede enseñar los grandes criterios y los valores inderogables, orientar las conciencias y ofrecer una opción de vida que va más allá del ámbito político. Formar las conciencias, ser abogada de la justicia y de la verdad, educar en las virtudes individuales y políticas, es la vocación fundamental de la Iglesia en este sector. Y los laicos católicos deben ser conscientes de su responsabilidad en la vida pública; deben estar presentes en la formación de los consensos necesarios y en la oposición contra las injusticias” (Discurso inaugural de la V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe).

5.Actualmente nuestra patria vive uno de los momentos más cruciales de su historia. Después de las elecciones de diciembre de 2006, el Ejecutivo Nacional anunció la reforma de la Constitución de 1999, con el objetivo de introducir cambios de gran magnitud que conllevan la instauración de un modelo político y social bajo el signo ideológico del así llamado “socialismo del siglo XXI”, para lo cual constituyó una comisión presidencial encargada de elaborar el proyecto.

6.Los obispos de Venezuela nos referimos a este asunto con ocasión de la 87ª asamblea ordinaria en enero de este año, y allí manifestamos la esperanza de que la reforma en cuestión contribuyera a la consolidación de la vida democrática y estuviera en consonancia con el pluralismo político y el respeto a los derechos humanos (Cf. Exhortación ‘Tiempo de diálogo para construir juntos’, enero 2007, n. 7). Sin embargo, los temas ventilados por la opinión pública como contenidos de los cambios constitucionales y, sobre todo, la forma misma del proceso de su elaboración, que no acoge suficientemente el espíritu de participación exigido por la Constitución, arrojan serias dudas sobre el talante democrático de la reforma constitucional. Diferentes decisiones oficiales, como el lema impuesto “Patria, socialismo o muerte” y declaraciones del Presidente y de voceros del gobierno hacen suponer que esta reforma se dirige hacia el establecimiento de un sistema socialista fundado en la teoría y la praxis del marxismo-leninismo.

7.La pobreza, el desempleo, la falta de vivienda, la carencia en los hospitales, los deficientes servicios públicos, niños de la calle, ancianos sin atención, continúan siendo verdaderos problemas sociales. Otro problema es la violencia, que en nuestro país ha crecido exageradamente: los delitos contra la vida y la propiedad, el sicariato o asesinato por encargo, los secuestros, la extorsión conforman un cuadro de inseguridad, que especialmente en las grandes ciudades y en la frontera con Colombia, ha alcanzado niveles alarmantes. Uno de los factores que ha contribuido al aumento de esta violencia lo constituye el narcotráfico y el lavado de dinero, que lamentablemente ahora está presente en casi todo el territorio nacional.

8.Recientemente el país ha sido sacudido por una ola de protestas ante la negativa del gobierno de renovar la concesión a uno de los más importantes canales de televisión del país. La presidencia de la Conferencia Episcopal en su momento fijó una posición contraria a tal decisión. Más allá de la defensa de un determinado medio, ante el cual el Episcopado ha expresado en el pasado cuestionamientos, se trata de denunciar un atentado a la libertad de expresión, que reduce los espacios de libre comunicación y favorece una hegemonía indebida del gobierno en materia de comunicación social, lo cual es evidentemente antidemocrático.

9.A raíz de este último acontecimiento, los venezolanos hemos sido testigos del surgimiento de un movimiento estudiantil que, con creatividad y coraje, bajo las consignas de la libertad y la reconciliación, ha salido a las calles a manifestar por el derecho a la libertad de expresión, de opinión, de información y en defensa de la autonomía universitaria. Valoramos positivamente el que los jóvenes estudiantes hayan optado por el recurso a la no violencia activa para manifestar su descontento con decisiones que atentan contra las libertades. Los estudiantes denuncian un ejercicio poco democrático del poder y reclaman una Venezuela para todos, pregonando la reconciliación.

10.Igualmente, manifestamos nuestra preocupación por el nuevo proyecto de Ley de Educación, en segunda discusión en la Asamblea Nacional. Si bien contiene elementos positivos, ofrece graves omisiones en asuntos importantes, como la finalidad de la educación, los derechos de los docentes, los subsidios mediante convenios a instituciones educativas que atienden sectores populares, la evaluación y el derecho de los padres a decidir sobre la educación religiosa de sus hijos, entre otros. Y, lo más importante, existe preocupación sobre la pretensión de impartir una educación con una única y determinada orientación política e ideológica, que afectaría gravemente derechos y deberes de los educandos y de los padres de familia. El diálogo institucional sobre el proyecto de ley, que mantuvimos con la presidencia de la Comisión de Educación de la Asamblea Nacional y con el Ministro de Educación y Deporte, a lo largo de una buena parte del año pasado, no ha sido retomado por las nuevas autoridades, a pesar de nuestra disposición y petición de hacerlo.

11.Nos inquieta además que se pretenda solucionar los problemas sociales que nos aquejan con medidas populistas en lugar de utilizar los abundantes ingresos petroleros para soluciones estructurales a nuestras graves deficiencias. Ahora, al igual que en la segunda mitad del siglo XX, los altos ingresos por el petróleo se han visto acompañados por el aumento de la corrupción y el clientelismo político. Cada día nuestro país se hace mas rentista y pierde la oportunidad de convertirse en un país productivo.


Un camino de diálogo y reconciliación

12.Jesucristo, Camino, Verdad y Vida (Jn. 14,6), es fuente inagotable de paz, de reconciliación y de amor. Los Obispos de Venezuela, ante los problemas que agobian al país, proponemos el camino que indica el Señor: el camino fundamental hacia la paz, que todos anhelamos, es la reconciliación y la solidaridad. Por eso no podemos aceptar que se pretenda dividir a los venezolanos en dos bandos irreconciliables. La diversidad de posturas ideológicas, propias y convenientes en toda democracia, no debe convertirse en beligerancia e intolerancia. Se impone el diálogo que busque el consenso, sobre el que debe asentarse la vida política y social de cualquier sociedad que se considere democrática.

13.La solución a los problemas políticos y sociales de Venezuela debe ir más allá del populismo que no va al fondo de los mismos y del militarismo que cede el protagonismo de la sociedad al estamento militar, al cual no le corresponde dicho papel. Para resolver nuestros males sociales tampoco son válidos los caminos propuestos por el neoliberalismo, pues aunque supongan un aparente progreso de la sociedad, llevan inherentes la marginación de amplias masas del pueblo y el ahondamiento de la injusticia y exclusión.

14.Benedicto XVI acaba de recordar –en el discurso de inauguración de la V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe en Aparecida- que “la economía liberal de algunos países latinoamericanos ha de tener presente la equidad, pues siguen aumentando los sectores sociales que se ven probados cada vez más por una enorme pobreza o incluso expoliados de los propios bienes naturales”; pero el Papa nos recuerda también otro camino equivocado para solucionar nuestros problemas: “las formas de gobierno autoritarias o sujetas a ciertas ideologías que se creían superadas, y que no se corresponden con la visión cristiana del hombre y de la sociedad, como nos enseña la Doctrina social de la Iglesia”.

15.Una de esas ideologías ya superadas es el socialismo estatista que impide la primacía de la persona y de la solidaridad, suplantándolas por la hegemonía del Estado. Así, pues, ni el capitalismo salvaje ni el socialismo marxista son los caminos que conducen a la construcción de una sociedad más justa.

16.Por eso, los pastores de la Iglesia en Venezuela, fieles a nuestra vocación de ser voz de los que no tienen voz, alentados por el seguimiento de Jesús, Camino, Verdad y Vida, por el magisterio del Papa y por el Concilio Plenario, reafirmamos nuestra presencia, la de los sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos en todos los lugares de nuestra patria, llevando el Evangelio de Jesucristo y sanando las heridas de los más abandonados, de los enfermos y de todo aquel que necesite de nuestro aliento; caminando con ellos hacia la justicia, la paz y la reconciliación. Sin una cultura del respeto, la tolerancia, la inclusión y la aceptación del otro no se puede entablar una reflexión y diálogo nacional.

17.Se debe renunciar a la intolerancia, al enfrentamiento permanente, a la discriminación en el trabajo por razones políticas, que muchos venezolanos sufren a través de listas de excluidos o de exigencias ideológicas. Igualmente debe rechazarse el lenguaje descalificador, ofensivo e irrespetuoso. Nadie, y mucho menos el Presidente de la República, tiene derecho a insultar o agredir a personas o instituciones que disientan de sus opiniones o proyectos. La reconciliación, la paz y la solidaridad no anulan el derecho a disentir, lo cual incluso puede conducir a la protesta legítima; pero ésta debe hacerse siempre en términos pacíficos, la llamada no violencia activa, la cual no implica la indiferencia ante los problemas sociales. Las instituciones públicas tienen la grave obligación de permitir y respetar ese derecho a disentir consagrado en nuestra Constitución.

18. Se impone un gran acuerdo nacional en defensa de la vida, desde el momento de la concepción hasta su fin natural; esto implica oponerse a todo tipo de violencia e impunidad; e igualmente a las consignas que tienen a la muerte como objetivo o alternativa, pues no son ni humanas ni cristianas. El hombre siempre apuesta por la vida, nunca por la muerte. Esas consignas fomentan la violencia, el odio y la venganza. Además se debe afrontar el problema de las cárceles, velar por la apropiada actuación de las instituciones policiales y, sobre todo, garantizar la independencia y rectitud del sistema judicial.

19.Un elemento básico en la consecución de la justicia, la paz y la reconciliación es una educación para todos y de calidad: tenemos que partir de los logros conseguidos en materia educacional en los últimos años, sobre todo en la extensión de la educación a sectores excluidos. Sin embargo, hay que evitar la tendencia a ideologizar la educación y luchar por mejorar la calidad de la misma, que todavía es muy deficiente, sobre todo para los sectores más populares. El manifiesto “La educación que Venezuela necesita”, realizado por diferentes organizaciones educativas de la Iglesia, puede servir de base para este objetivo. El rol de la familia en la educación es imprescindible. El Estado debe reconocer que la familia es la principal responsable de la educación de sus hijos. La educación religiosa escolar debe permanecer en el horario escolar tal como se encuentra en la vigente Ley de Educación.

20.Venezuela necesita bendiciones, no improperios. Venezuela necesita que se aplique la Constitución vigente, no una nueva. Con ella basta para construir entre todos una democracia social, humanista, trascendente, inclusiva y solidaria. Venezuela quiere y reclama a gritos, por boca de sus niños y jóvenes, que se termine con los odios, los insultos y las descalificaciones y que sus hijos e hijas se reconcilien, se respeten y vivan en paz. Los venezolanos y venezolanas queremos una educación donde todos sus legítimos sujetos, padres de familia, estudiantes, maestros, profesores, comunidad y sociedad, con la alta dirección del Estado, puedan actuar en libertad y transmitir los principios, valores y virtudes fundamentales para alcanzar juntos la plenitud de la condición humana.


Conclusión

21.Nuestra fuerza está en el auxilio del Señor. Por eso, pedimos que en todas las Parroquias, Vicarías, Movimientos y Comunidades se intensifique la oración por la Solidaridad y la Reconciliación en Venezuela, en Latinoamérica y en todo el mundo, especialmente por medio de la Eucaristía. Tal como nos lo ha recordado el Papa Benedicto XVI en su Exhortación ‘El Sacramento del Amor’: “El misterio de la Eucaristía nos capacita e impulsa a un trabajo audaz en las estructuras de este mundo para llevarles aquel tipo de relaciones nuevas, que tiene su fuente inagotable en el amor de Dios” (n. 91).

22.Que Nuestra Señora de Coromoto, Patrona de Venezuela, nos siga guiando y acompañando en este peregrinar hacia un futuro siempre mejor y nos aliente en el compromiso de hacer realidad las aspiraciones de una Venezuela más humana y más cristiana, para que Jesucristo sea para todos “el Camino, la Verdad y la Vida” (Jn 14, 6).

Con nuestra bendición,
Los Arzobispos y Obispos de Venezuela

Caracas, 7 de julio del 2.007

Descargue aquí el documento Exhortación Pastoral de la Iglesia Venezolana (PDF)

  

Link Permanente al art?lo escrito por Ana Julia Jatar Email | 08/07/2007 | 10:04:38 am | General, Política, Día a Día | Dejar un comentario


Así cualquiera da portazos

Hugo Ch?zLuego de regresar de su periplo bélico –compra de submarinos a Rusia, alianza antinuclear y antimperialista con Irán y Bielorrusia– el presidente Chávez amenazó a sus homólogos del Mercosur con retirarse de ese acuerdo. Razón tuvo el ministro brasileño Celso Amorin cuando dijo: “Nos hubiera encantado que el presidente Chávez estuviera, pero los países son soberanos y libres de enviar las señales políticas que quieran".

Pues bien, al sustituir la cumbre de Mercosur por un viaje para comprar armas contra el “imperio", la preocupante señal que envía el Gobierno venezolano es que su política exterior tiene un solo objetivo: enfrentar a los Estados Unidos y todo lo demás es secundario. Por ello, si los países del Sur ceden ante el ultimátum de 90 días impuesto por el gobierno bolivariano y se apresuran a incorporar a Venezuela al Mercosur se encontrarán muy pronto, cuando ya no sirvan de fachada para un enfrentamiento con EE UU, con la salida unilateral de Venezuela. Chávez se irá con cualquier excusa, la del acuerdo bioenergético entre Brasil y Estados Unidos podría ser una.

Recordemos que por mantener relaciones consideradas “inaceptables” con Estados Unidos el Gobierno venezolano abandonó dando portazos la Comunidad Andina de Naciones, el Grupo de los Tres, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y por poco también la OEA. Quizás por ello, la incorporación de Venezuela a Mercosur siempre estuvo condicionada a la construcción de uno “nuevo", no aquel signado por el capitalismo y por la competencia feroz. Habría que aclarar lo que Chávez considera un acuerdo comercial, pues su concepción es totalmente distinta a la aceptada por la lógica económica. Cuando los países firman acuerdos de libre comercio, los gobiernos se comprometen a disminuir las trabas y las regulaciones para que los productores de los países miembros aumenten sus mercados. Desafortunadamente, cuando el presidente Chávez piensa en Mercosur o en la CAN no piensa en aumento de exportaciones del sector privado como generador de bienestar; en su proyecto socialista tanto la propiedad privada como el empresario generador de empleo son especies en vías de extinción. Por ello, luego de 8 años de gobierno bolivariano, Venezuela califica en una lista de 175 en el lugar número 164 por su facilidad relativa para la realización de negocios www.doingbusiness.org/EconomyRankings/#ctl00_top, sólo superada en este terrible honor por países como Congo, Egipto, Sierra Leona y Burundi.

Para Chávez, la economía sólo sirve como instrumento político y la política para hacer la guerra. Los acuerdos económicos internacionales son para él instrumentos para doblegar voluntades y aumentar su influencia geopolítica para hacer frente a Bush y a los Estados Unidos.

Pero toda esa lógica que acabo de desplegar choca de frente con la siguiente paradoja: Venezuela tiene un acuerdo comercial que guarda muy en secreto: le vende 78% de su petróleo (alrededor de 1 millardo de barriles al año) a Estados Unidos. Con ello, Estados Unidos financia la petro-chequera del revolucionario caribeño mientras que éste compra armas y conciencias con el supuesto objetivo de acabar con el “imperio del norte".

Pero, Presidente, sea serio en sus amenazas, si acaba con el imperio del norte, ¿quién lo va a financiar? ¿Para luchar contra quién me dijo que eran esos submarinos rusos? ¡Así cualquiera da portazos revolucionarios!

Publicado en el Diario El Nacional edición del día 07/07/07 página A13

Venezuela Política  Link Permanente al art?lo escrito por Ana Julia Jatar Email | 07/07/2007 | 08:43:28 am | Política, Día a Día, Economía | 1 comentario



La novela más famosa

el Cierre de Radio Caracas Televisi??title=Corriendo el riesgo de que me llamen una vez más escuálida o lacaya del imperio, confieso que escribo este artículo desde la ciudad de Boston en los Estados Unidos. Escribo sobre esta experiencia porque tenía sólo pocos meses que no visitaba este bastión del partido Demócrata y me ha impactado la forma como ha cambiado el sentimiento popular hacia el gobierno de Venezuela. Taxistas, estudiantes, profesores, obreros de la construcción y cuanta gente me encuentro, otrora defensores de Chávez, se muestran genuinamente preocupados ante el giro antidemocrático que ha mostrado nuestro presidente. La misma gente que aplaudía con satisfacción el petróleo barato de Chávez para calentar los hogares de los pobres en Estados Unidos y las “misiones” para los desposeídos de Venezuela, ahora empiezan a preguntarse sobre las verdaderas intenciones del carismático presidente bolivariano.

Y es que quienes admiraban y aún admiran a Chávez no entienden por qué para hacer justicia social, hay que declararle constantemente la guerra al “imperio”, re-fundar el fracasado marxismo, militarizar la sociedad, crear un partido único, reformar la Constitución para hacerse reelegir indefinidamente, llamar a sus partidarios a enfrentar violentamente a los estudiantes o cerrar un canal de televisión. Si, en efecto, a pesar de que los insultos de Chávez a Bush siguen provocando risas, ya a la mayoría, no le parece nuestro cuento caribeño tan jocoso como antes. Las últimas actuaciones de Chávez tienen un obvio sabor totalitario que no se le escapa a quienes defienden la libertad como un valor político no negociable.

Por ello, como libertad y libertad de expresión son hermanas inseparables, si fuéramos a identificar en la larga lista de razones que acabo de enumerar, el evento fundamental que ha marcado el quiebre de esa la relación de admiración hacia Chávez, hay que decir, sin duda, que ha sido el cierre de Radio Caracas Televisión; repito, el cierre, no la “no renovación” ese eufemismo no se entiende aquí, ni en ninguna parte. La libertad de expresión se entiende como la coexistencia de muchos medios de comunicación (mientras más mejor) que están allí para expresar opiniones diversas y líneas editoriales distintas para que cada quién se forme la suya propia. La libertad de expresión no es como nos la quiere vender el gobierno de Venezuela; no es el resultado de medios supuestamente “independientes”. Me pregunto ¿Quién será el juez de esa supuesta independencia? ¿Será por eso que el gobierno habla de la hegemonía comunicacional? Mientras el Presidente cierra Radio Caracas Televisión por “golpista”, los canales del Estado son utilizados para difamar e injuriar a quienes consideren “enemigos de la revolución”. Por eso el mundo democrático reacciona y el gobierno “no entiende” o mejor dicho, pretende que le crean que no entiende tal como lo ha expresado frente al gobierno español, al senado brasileño, a la SIP o al Centro Carter.

Los escritores saben que serán recordados por su novela más famosa aunque esta no sea la mejor. En el mundo político sucede igual, la última novela de Chávez: “El cierre de Radio Caracas Televisión” es hoy por hoy, su obra más famosa...

Publicado en el Diario El Nacional edición del día 23/06/07 página A13

Venezuela Boston RCTV Totalitarismo

Link Permanente al art?lo escrito por Ana Julia Jatar Email | 23/06/2007 | 05:31:39 am | Política, Vivencias, Día a Día | 3 comentarios


Encuesta de Datos sobre RCTV

Por considerarla de sumo interés y por haberse hecho del dominio público, comunicamos la encuesta de Datos sobre la percepción del venezolano sobre los actuales acontecimientos relacionados a los canales de televisión, en la actual coyuntura.

NB: Se requiere Macromedia Flash para poder visualizar. Si lo prefiere puede descargar la encuesta en Formato PDF apretando AQUI o en formato Power Point AQUI.

Para poder visualizar la imagen siguiente, por favor aprite sobre cualquier espacio en blanco dentro de la imagen Flash.

Link Permanente al art?lo escrito por Ana Julia Jatar Email | 18/06/2007 | 08:45:28 am | Política, Día a Día | 1 comentario


:: P?na Siguiente >>

bottom corner